Varios productos alimenticios con los cuales se llena la cesta de la compra poseen aceite de palma o tal vez algunos lo incluyen entre sus ingredientes. Para tu sorpresa, los cereales de desayuno, papas fritas, bollería, pre-cocinados, galletas, margarinas, chocolates, pizzas y muchas otras cosas más se encuentran llenos de aceite de palma. Por este motivo, es el aceite más consumido en el mundo, a pesar de que funcione como una sustancia vegetal, posee una fama de compuesto destructivo para el organismo.

El aceite de palma y la salud

Primeros descubrimientos

El doctor Francisco Grande Covián fue el primero en afirmar durante los años 60 que el ácido palmítico era altamente nocivo para la salud. Durante los últimos años han sido realmente numerosas las campañas que se han publicado en su contra y también todos los estudios que han comprobado todos los efectos adversos. El primero de ellos fue publicado durante el año 2011 dentro de la revista científica Globalization and Health, en donde se concluye que el incremento del consumo de aceite se relaciona directamente con mayores tasas de mortalidad gracias a enfermedades cardiovasculares en los países desarrollados.

Actualmente

Todos los investigadores han descubierto que cada kg ingerido es capaz de provocar 68 muertes por cada 100.000 habitantes. Dichos datos fueron realmente más bajos dentro de las poblaciones que poseen un mayor poder adquisitivo. Una nutricionista del servicio de Endocrinología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid: El aceite de palma se encuentra compuesto por al menos un 50% de grasas saturadas, mucho más de lo que se relacione con cualquier otro aceite. Estos compuestos consumidos en exceso son los primeros causantes del aumento de los niveles de LDL, cuanto mayor sea su nivel en sangre es mayor el riesgo de sufrir ciertas enfermedades coronarias. A su vez, se ha relacionado el aceite de palma con el incremento de la obesidad y los cambios generados en la microbiota intestinal.”

La revista Nature en 2016, publicó otro estudio del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona donde se relacionaba el efecto de una dieta alta en grasas y su relación con la metástasis, debido específicamente la presencia de ácido palmítico, el que aumentaba la presencia metastásica de un 50 a 100%.

El aceite de palma posee un elevado contenido en vitamina E, además de ciertas propiedades de antioxidantes. La European Palm Oil Alliance respalda dichas afirmaciones y opina que: “la relación entre la salud y los nutrientes debe ser considerada dentro del proceso de alimentación completa y no bajo términos de productos individuales. No existen indicios de que su consumo, dentro de una dieta equilibrada, se encuentre relacionado con ningún problema en especial”.

El aceite de palma y el medio ambiente

De acuerdo a esta misma organización, cada año se consumen al menos 52 millones de toneladas de dicho aceite, el cual se extrae de los frutos de la palma africana o Elaeis guineensis, la cual es una planta procedente de África occidental, a pesar de que actualmente se cultiva principalmente en el sudeste asiático y en algunas partes de Sudamérica y Centroamérica. Esta implantación masiva está causando graves problemas de deforestación.

El consumo del aceite de palma ha incrementado durante los últimos años debido a una mayor presencia de los productos industriales, para los inicios del siglo XXI comenzaron a eliminar las grasas animales por ser realmente perjudiciales y se sustituyeron por medio de grasas hidrogenadas o trans. Años más tarde estas se cambiaron, por ser consideradas realmente nocivas, por el aceite de palma que tampoco resultó una opción demasiado saludable, por ser la elección más rentable. Para que una dieta pueda ser considerada como saludable se recomienda que esta no posea más del 10% de grasa saturada de las calorías totales, y en aquellos casos de problemas cardiovasculares, no debe superar el 7%.

En la industria alimentaria se ha advertido una posible sustitución del aceite de palma, aunque esto no sea posible; del mismo modo en que no existen alternativas actuales que no alteren las condiciones de los productos finales. Muchas cadenas muestran preocupación por este ingrediente, mientras que los que fabrican productos con esta sustancia aseguran que le aporta consistencia, toque crujiente y hasta untuosidad, al mismo tiempo que alarga la vida útil del producto y evita que se deteriore visualmente.

Lista de alimentos que contienen aceite de palma

Os listamos los alimentos más usuales en una casa que poseen una gran cantidad de aceite de palma. Hay muchos otros alimentos con dicho aceite, incluso algunos productos que puedes encontrar en tu sección de dietética o en grandes superficies (como las galletas danesas de Ikea, o algunas mantequillas de origen vegetal). Pero estos alimentos son los más habituales y conocidos por todos:

Nutella

nutellaEsta es una crema especial para untar cacao y avellanas, posee dentro de la lista de sus ingredientes hechos con manteca de palma.

Bollicao

bollicaoPosee el sello de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, además se encuentra compuesto por otros ingredientes sumado a ello el aceite de palma.

Avecrem y Sopinstant

caldo de polloTanto la pastilla con sabor a caldo de pollo y las sopas instantáneas de Gallina Blanca contienen una gran cantidad de aceite vegetal de palma.

Kinder Bueno

kinder buenoEstas barritas de chocolate se encuentran fabricadas con manteca de palma.

Galletas

oreoMuchas de las marcas de galletas que solemos tener en casa ya sea para dar a los invitados o para tomarnos nosotros como snack contienen gran cantidad de aceite de palma. Entre muchas otras marcas, encontramos las Marbú Doradas, las Chiquilín, las Digestive Fontaneda, las Oreo, las galletas Príncipe, las Cuétara y las Chips Ahoy!.

Cereales Chocapic

chocapicEstos cereales, juntamente con muchos otros productos de la marca Nestlé, llevan grasa de palma en un gran porcentaje.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here