El colesterol y los triglicéridos son grasas que forman parte de nuestro organismo y son los encargados de producir energía. El colesterol forma parte de la bilis, las hormonas, así como de las moléculas de defensa del cuerpo y los triglicéridos se producen en el hígado ayudándonos en algunas funciones vitales. Pero cuando se generan en exceso pueden producir daños en nuestra salud ocasionando infartos o accidentes cerebrovasculares. El mayor responsable de ello es el sobrepeso con el cual se tiende a aumentar los niveles de colesterol y triglicéridos.

Los desniveles ocasionan obstrucción de los vasos sanguíneos por la grasa, diabetes mellitus, y estos pueden ser producidos por una mala alimentación, falta de actividad física, obesidad, hipertensión arterial, el mal hábito de fumar o de ingerir bebidas alcohólicas en exceso.

Para controlar estos niveles es necesario seguir una dieta balanceada, cuidar nuestro peso, no fumar, realizar actividades físicas, limitar el consumo de bebidas alcohólicas y de azúcares; así mismo, seguir una alimentación baja en grasas saturadas pues esto ayuda a disminuir estos niveles.

Para controlarlos, es necesario consumir alimentos como uvas, fresas, manzanas, peras, cítricos como la naranja y la mandarina ya que estos contienen fibra, creando un efecto hipocolesterolemiante en nuestro cuerpo. También es necesario ingerir bebidas lácteas como leche o yogur, huevos, consumir avena, cereales integrales, cebada, legumbres, quinoa, garbanzos, vainitas, remolacha, soya, lentejas, arvejas, cremas de verduras o sopas, ensaladas acompañadas de carnes sin grasa o pescado como por ejemplo el atún, el jurel, el bonito, las anchoas, las sardinas, el salmón, entre otros.

Es recomendable consumir las frutas enteras y no en jugos ya que así aprovechamos mejor sus propiedades. También se sugiere consumir aceites vegetales como aceitunas, linaza, ajonjolí y aceite de oliva, sobretodo para agregarle a las carnes, ensaladas y pescados. También se pueden consumir alimentos como arroz o pastas siempre y cuando sean integrales y a la hora de consumir dulces que sean realizados con nueces en los bizcochos, magdalenas o compotas de frutas. Evitar por completo el consumo de alimentos procesados y embutidos como chorizos, salchichas, salchichón y las frituras.

Todos estos alimentos ayudan a controlar los niveles de colesterol y trigliceridos malos en el torrente sanguíneo debido a que contienen ácidos grasos oleicos, vitamina E, fitoesteroles, así mismo contienen cardioprotectores que ayudan a reducir el colesterol. Se deben consumir alimentos como la pechuga de pollo cocinadas a la plancha, parrilla u horno, bebidas como el té verde, rojo o té blanco, mucha agua, evitando las bebidas gaseosas, alcohol y el cafe. Un tips importante es por ejemplo, que entre las frutas no es recomendable ingerir el coco cuando se tienen los niveles de colesterol y trigliceridos altos.

El té de canela también baja los triglicéridos por su compuesto antioxidante, como también las infusiones de perejil, siendo este un diurético natural que ayuda a nuestro organismo a desechar todos los líquidos retenidos. Con todas estas recomendaciones y sugerencias, podrás controlar tus niveles de colesterol y triglicéridos llevando una vida más saludable, seleccionando mejor los alimentos, alimentandote  con frutas para aprovechar las propiedades de su fibra ya que también ayudan a reducir los niveles del colesterol en la sangre y todo de una manera natural y rica en vitaminas, nutrientes y minerales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here