Las madres, sobre todo las primerizas se preocupan muchos por producir suficiente leche para poder alimentar bien a sus pequeños. La regla básica de la lactancia es que mientras haya más succión, habrá más leche. Paradójicamente esta regla no se cumple en todas las mujeres ya que todo depende de las hormonas y del organismo. Si quieres aprender qué alimentos debes consumir para poder aumentar sustancialmente su producción de leche, no puedes perderte este artículo, pues te explicaremos de forma fácil cuáles son los alimentos que no puedes dejar de incluir en tu dieta para aumentar la producción de leche materna.

 

La norma básica de la lactancia materna

Se supone que todas las madres deben producir una cantidad de leche importante, con la que puedan amamantar a su hijo y éste quede satisfecho; sin embargo existen algunos casos donde es necesario estimular la producción de la misma. Son varios los síntomas que muestran una disminución de la producción de leche, entre ellos se encuentran; falta de estímulo, errores en la técnica de lactancia, cambios hormonales y mala alimentación. Un tips importante es siempre alimentar a tu bebé a demanda, no te coloques un horario ni nada por el estilo, cuando el bebé tenga hambre es momento de alimentarlo sin reproches. Consigue el ángulo correcto para que tu bebe disfrute de su leche cómodo al igual que tú.

Agua:

Para aumentar significativamente la producción de leche materna: hidrátate, toma mucho liquido sin azucar, desde agua corriente, agua de coco, limonada, todo pero sin azucar.

Avena:

Es un alimento lactógeno, tiene un alto contenido de betaglucano, que actúa directamente sobre la prolactina, la cual es la hormona que se encarga de la producción de leche. Los copos de avena son ideales para desayunar, puedes hacerla caliente,  en batidos, panqueques o galletas, te alimentarás y tu producción de leche irá aumentado sustancialmente. Una idea maravillosa es incluir la harina de avena en todas tus recetas.

Hinojo:

El hinojo es rico en fitoestrógenos, los cuales son estrógenos naturales, que se encuentran sólo en algunos vegetales, actuando directamente en la lactancia materna, Con el hinojo puedes realizar tés o colocarlo directamente en tus ensaladas.

Así mismo, las verduras de hoja verde oscuro, como la espinaca, brócoli y col rizada poseen grandes cantidades de fitoestrógenos, los cuales ayudan a aumentar la producción de leche materna.

Ajo:

El ajo tiene una gran cantidad de beneficios en la medicina, ayuda a regular el flujo sanguíneo y la tensión arterial. Además no sólo aumenta la producción de leche, sino que su olor y sabor pasan directamente a la leche materna ¡y a los bebes les gusta!, por eso la succionan mucho más tiempo.

Salmón:

Esta es una bondadosa fuente de EFA, los cuales son ácidos grasos esenciales, además contiene omega-3, que es altamente nutritivo y necesario para las madres lactantes, ya que no sólo aumenta la producción, también ayuda a que la leche sea más nutritiva y sabrosa. Lo puedes cocinar al vapor, hervido e incluso a la parrilla, eso si: olvidate para siempre del salmón ahumado.

Disfruta de crear dietas y alimentarte sanamente para aumentar la producción de leche y puedas alimentar bien a tu pequeño.

Hojas de espinaca y remolacha

Estas hojas son increíblemente deliciosas y saludables, son una fuente activa de calcio, hierro y ácido fólico. En el caso de las madres que son extremadamente flacas o que sufran de anemia, estas caen como anillo al dedo. También son una fuente excelente de antioxidantes y la leche que producirán tendrá muchas vitaminas.  Puedes incluir las hojas en sopas, ensaladas o con pan. Las espinacas deben comerse con moderación pues su consumo excesivo puede llegar a producir diarrea.

 

Zanahorias

Una zanahoria no solo ayudan a la vista, también hará que produzcas mucha más leche. Puedes incluirla en ensaladas, cremas, jugos, en un almuerzo o desayuno, ya que esto aumenta sustancialmente la producción de leche. Pero no solo te beneficiarán en eso, sino que también contienen una gran cantidad de vitamina A, que serán un maravilloso aporte para el bebé y para ti también, así que no dejes de incluirlas en tu dieta diaria.

Semillas de alholva

Estas aumentan bastante bien la producción de leche materna, pueden tomarse junto con un vaso de leche y son buenísimas para prevenir el estreñimiento, y como complemento mejoran la calidad de la leche. También puedes hacer un mixto de semillas de Fenogreco, alholva y arroz, será rico y muy saludable para ti y tu bebé.

Calabaza de botella

Este no es el vegetal más sabroso del mundo, pero es uno de los más saludables que existen, siendo su contenido nutricional bastante alto. Contiene gran cantidad de agua y vitaminas que caerán como anillo al dedo para la nueva madre. Mantendrá a la madre hidratada, saludable y es fácil de digerir ayudando a la lactancia. Puedes tomarlo en jugos, sopas  budines.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here