El yodo es un mineral de rastreo totalmente crucial para establecer el funcionamiento de la glándula tiroidea, por lo que es muy importante poder obtener cantidades adecuadas de yodo en la dieta que ingieres, para que de esta manera asegures el funcionamiento apropiado de esta glándula vital que controla una gran parte de las funciones del metabolismo y otras funciones fisiológicas, como la desintoxicación, crecimiento y desarrollo.

Diversos estudios han demostrado que la falta de yodo en la dieta puede provocar el crecimiento de la glándula tiroidea, además de otras sintomatologías como fatiga, letargo, debilidad del sistema inmune, autismo, metabolismo lento, aumento de peso y estados mentales pronunciados como depresión y ansiedad.

Sin embargo, no debemos preocuparnos demasiado por su ausencia ya que existe una gran cantidad de alimentos que contienen yodo, todos ellos son sencillos de incorporar a la dieta diaria, la cantidad de yodo recomendada diariamente es de 150 microgramos diarios en personas que tengan una edad superior a 14 años, por su parte la cantidad que debe ser ingerida en niños de 1 a 8 años es de 90 microgramos al día, por su parte si te encuentras embarazada o en periodo de lactancia lo ideal es obtener 290 microgramos al día. Para que tengas una idea de los alimentos que no deben faltar en tu dieta, a continuación te mostraremos una lista con los principales alimentos que poseen yodo:

Lista de alimentos que contienen yodo

  1. Vegetales marinos: La mayor fuente de yodo que existe en la tierra se encuentra dispersa en el océano, aquí podrás encontrar diversos alimentos con yodo, esto incluye algunas plantas como el Arame, Kelp, Kombu, Wakame e Hiziki, el alga llamada Kelp posee la mayor cantidad de yodo dentro del planeta pues con tan solo una ración significa 4 veces más del valor mínimo requerido diariamente, científicos nutricionistas argumentan que una cucharada de Hiziki puede contener al menos 780 microgramos de yodo, por su parte 1 pieza de Kombu posee 1450 microgramos de yodo, 1 cucharada de wakame posee  80 microgramos de yodo, es por ello que muchas personas lo combina con ensaladas, sopas o cualquier otro plato durante su consumo.
  2. Arándanos: Esta es una fruta que muchos expertos argumentan es rica en antioxidantes, al menos unas 4 onzas de arándanos posee 400 microgramos de yodo, por lo tanto se recomienda al menos un vaso de arándanos al día esporádicamente, si se adquiere jugo de esta fruta en la tienda, es importante considerar el nivel de azúcar que este compuesto vaya a tener.
  3. Yogurt Orgánico: Este compuesto funciona como un probiótico natural, además funciona como un excelente alimento que fácilmente puede ser añadido a la dieta, al menos una ración posee más de la mitad de todo lo que el cuerpo necesita diariamente, 1 taza posee cerca de 90 microgramos de yodo, además de ello el yogurt se encuentra como número 1 en la lista de probióticos que es capaz de incorporar a su dieta, sólo para gozar de otros beneficios que este compuesto posee para la salud del cuerpo humano en general.
  4. Judías (frijoles) Blancos Orgánicos: Diversas variaciones de judías significan una destacada fuente alimenticia, sin embargo, las judías blancas son las que se encuentran en la primera posición de la lista, con tan solo ½ taza de estas judías se puedes obtener aproximadamente 32 microgramos de yodo, como verás las judías son una excelente fuente de yodo además de que poseen un alto contenido en fibra.
  5. Fresas Orgánicas: Una porción de esta fabulosa fruta roja tiene al menos un diez por ciento de la dosis final de yodo que es necesitada a diario, por lo tanto 1 taza de fresas puede contener aproximadamente 13 microgramos de yodo, lo que la convierte en una fruta ideal para esta clase de dieta, es importante comprar fresas frescas y orgánicas dentro del mercado campestre local.
  6. Sal Cristalizada del Himalaya: Esta es una clase de sal que es conocida popularmente como “sal gris”, significa una gran fuente de yodo natural que tu cuerpo es capaz de agradecer, es cierto que una gran variedad de sal para la mesa están compuestos de significativos porcentajes de yodo, sin embargo, se encuentran desprovistos de numerosas propiedades naturales que son más importantes para asegurar la salud corporal, en su lugar poseen compuestos procesados químicamente, con tan solo un gramo de sal del himalaya estás consumiendo 500 microgramos de yodo.
  7. Lácteos: El queso y la leche son excelentes fuentes de yodo, con tan solo una onza de queso cheddar estás consumiendo alrededor de diez a quince microgramos de este compuesto químico. Para aquellos que sufren de trastornos estomacales gracias a su consumo, se recomienda sustituir la leche de vaca por leche de cabra orgánica y queso de cabra, esta figura como una excelente alternativa para absorber una mayor cantidad de yodo en los lácteos.
  8. Patatas: La patata común puede ser añadida a toda clase de comidas que ingieres al día, además es una de las frutas con mayor cantidad de yodo dentro del mundo vegetal, utilizando la papa entera -con cáscara- se ingiere al menos 60 microgramos de yodo, por lo tanto es una de las verduras ideales para tu dieta diaria.
  9. Tomar suplementos de yodo: Si ud no se considera un completo fanático de todos los alimentos que contienen yodo, simplemente puede tomar suplemento de yodo. Dentro del mercado existe una gran gama de suplementos de yodo a la venta, así que es bueno saber bien en que se distinguen cada uno, el más vendido hasta los momentos es el suplemento que se encuentra abonado por yodo transformado a nano coloidal y desintoxicado, este es eliminado rápidamente del cuerpo y asimilarlo al cien por ciento.

Consumir la cantidad debida de yodo puede reducir el riesgo de sufrir patologías asociadas a la tiroides, con tan solo consumir las cantidades recomendadas se puede mejorar el funcionamiento de estas glándulas, de esta manera se facilita la producción de hormonas además del control del metabolismo del cuerpo, a su vez reduce el riesgo de padecer de tiroides. Además mantiene siempre en alto los niveles de energía por medio de la utilización de calorías, también puede ayudar a reducir la aparición de cáncer ya que provoca la autodestrucción de estas células anormales, el consumo adecuado del yodo también permite inhibir el desarrollo de tumores comunes como el tumor de mama.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here