Desafortunadamente, en esta época, cuando la función cognitiva comienza a declinar, casi tienes que esperar que ocurra algo mágico. No hay absolutamente nada en el ámbito farmacéutico que pueda revertir la situación cuando el cerebro comienza a fallar. Dicho esto, hay muchas cosas que se escribirán en una receta pero que están validadas por la investigación científica que debe considerar desde la perspectiva de mantener y preservar la función cerebral y ayudar a restaurar la memoria y otros parámetros de la actividad cerebral.

Última actualización: enero 19, 2019 10:08 pm

Todos estamos en riesgo de degeneración cerebral. Las estadísticas muestran que si usted vive hasta los 85 años o más, su riesgo de Alzheimer, por ejemplo, es del 50%. Así que claramente tiene sentido hacer todo lo posible para nutrir un cerebro sano. Sus elecciones de alimentos pueden ser la variable más influyente que puede controlar que se relaciona con la salud, la vitalidad y la funcionalidad de su cerebro.

Los alimentos que consume desempeñan un papel en mantener su cerebro sano y pueden mejorar tareas mentales específicas, como la memoria y la concentración.

Pescado graso

Cuando las personas hablan de alimentos para el cerebro, los pescados grasos suelen estar en la parte superior de la lista. Este tipo de pescado incluye salmón, trucha y sardinas, que son fuentes ricas en ácidos grasos omega-3. Alrededor del 60% de su cerebro está hecho de grasa, y la mitad de esa grasa es del tipo omega-3.

Su cerebro usa omega-3 para construir células cerebrales y nerviosas, y estas grasas son esenciales para el aprendizaje y la memoria. Además, el Omega 3-s también tiene un par de beneficios adicionales para tu cerebro. Por un lado, pueden disminuir el deterioro mental relacionado con la edad y ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer. Por otro lado, no obtener suficiente omega-3, está vinculado a problemas de aprendizaje, así como a la depresión.

En general, comer pescado parece tener beneficios positivos para la salud. Un estudio encontró que las personas que comían pescado asado regularmente tenían más materia gris en el cerebro. La materia gris contiene la mayoría de las células nerviosas que controlan la toma de decisiones, la memoria y la emoción. En general, el pescado graso es una excelente opción para la salud del cerebro.

Café

Si el café es algo que no puede faltar en sus mañanas, le alegrará saber que es bueno para usted. Dos componentes principales en el café – cafeína y antioxidantes – ayudan a tu cerebro. La cafeína en el café tiene una serie de efectos positivos en el cerebro, que incluyen:

  • Mayor estado de alerta: la cafeína mantiene su cerebro alerta mediante el bloqueo de la adenosina, un mensajero químico que lo adormece.
  • Estado de ánimo mejorado: la cafeína también puede estimular algunos de sus neurotransmisores para sentirse bien, como la serotonina.
  • Concentración agudizada: un estudio encontró que cuando los participantes bebían un café grande por la mañana o en cantidades más pequeñas a lo largo del día, eran más efectivos en las tareas que requerían concentración.

Tomar café a largo plazo también está relacionado con un menor riesgo de enfermedades neurológicas, como el Parkinson y el Alzheimer. Esto podría deberse al menos en parte a la alta concentración de antioxidantes del café.

Arándanos

Los arándanos brindan numerosos beneficios para la salud, incluidos algunos que son específicamente para tu cerebro. Además, otras bayas de color intenso proporcionan antocianinas, un grupo de compuestos vegetales con efectos antiinflamatorios y antioxidantes. Los antioxidantes actúan contra el estrés oxidativo y la inflamación, afecciones que pueden contribuir al envejecimiento cerebral y enfermedades neurodegenerativas.

Se ha encontrado que algunos de los antioxidantes en los arándanos se acumulan en el cerebro y ayudan a mejorar la comunicación entre las células del cerebro. Los estudios en animales han demostrado que los arándanos ayudan a mejorar la memoria e incluso pueden retrasar la pérdida de la memoria a corto plazo. Intente rociarlos en su cereal de desayuno o agregarlos a un batido.

La cúrcuma

La cúrcuma ha generado muchos rumores recientemente. Esta especia de color amarillo intenso es un ingrediente clave en el curry en polvo y tiene una serie de beneficios para el cerebro. Se ha demostrado que la curcumina, el ingrediente activo en la cúrcuma, atraviesa la barrera hematoencefálica, lo que significa que puede ingresar directamente al cerebro y beneficiar a las células allí. Es un potente compuesto antioxidante y antiinflamatorio que se ha relacionado con los siguientes beneficios para el cerebro:

    • Puede beneficiar la memoria: la curcumina puede ayudar a mejorar la memoria en personas con Alzheimer. También puede ayudar a eliminar las placas amiloides que son un sello de esta enfermedad.
    • Disminuye la depresión: aumenta la serotonina y la dopamina, que mejoran el estado de ánimo. Un estudio encontró que la curcumina mejoraba los síntomas de depresión tanto como un antidepresivo durante seis semanas.
  • Ayuda a que las nuevas células cerebrales crezcan: la curcumina aumenta el factor neurotrófico derivado del cerebro, un tipo de hormona del crecimiento que ayuda a las células cerebrales a crecer. Puede contribuir con retrasar el daño que se pueda ocasionar a nivel mental relacionado con la edad, pero se necesita más investigación.

Para obtener los beneficios de la curcumina, intente cocinar con curry en polvo, agregue la cúrcuma a los platos de papas para hacerlos dorados o hacer té de cúrcuma.

Brócoli

El brócoli está lleno de poderosos compuestos vegetales, incluidos los antioxidantes. También es muy alto en vitamina K, que proporciona más del 100% de la ingesta diaria recomendada (RDI) en una porción de 1 taza (91 gramos). Esta vitamina soluble en grasa es esencial para la formación de esfingolípidos, un tipo de grasa que está densamente comprimida en las células cerebrales.

Algunos estudios en adultos mayores han relacionado una mayor ingesta de vitamina K con una mejor memoria. Más allá de la vitamina K, el brócoli contiene una serie de compuestos que le dan efectos antiinflamatorios y antioxidantes, que pueden ayudar a proteger al cerebro contra daños.

Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza contienen poderosos antioxidantes que protegen el cuerpo y el cerebro del daño de los radicales libres. También son una excelente fuente de magnesio, hierro, zinc y cobre. Cada uno de estos factores, son  importantes para la salud del cerebro:

    • Zinc: este elemento es ideal para la señalización nerviosa. La deficiencia de este elemento se encuentra en relación con muchas afecciones neurológicas, como la enfermedad de Alzheimer, la depresión y la enfermedad de Parkinson.
    • Magnesio: El magnesio es demasiado vital para el aprendizaje y la memoria. Los niveles bajos de magnesio se encuentran relacionados con muchas enfermedades neurológicas, donde se incluiye las migrañas, la depresión y la epilepsia.
    • Cobre: ​​tu cerebro usa cobre para ayudar a controlar las señales nerviosas. Y cuando tienes en el cuerpo los niveles de cobre fuera de control, existe un mayor riesgo de que ocurran trastornos neurodegenerativos, como el Alzheimer.
  • Hierro: la deficiencia de hierro a menudo se caracteriza por la niebla cerebral y la función cerebral dañada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here