Comer es una de las necesidades humanas más básicas. Existen una gran cantidad de alimentos, pero a menudo nuestras dietas aún carecen de calidad. Estar ocupado es a menudo una razón para elegir comidas rápidas, convenientes o preempacadas para nosotros y para nuestros seres queridos. Pero disminuir la velocidad e involucrar a su ser querido en la preparación de alimentos puede ser una forma muy gratificante y nutritiva de mejorar la calidad de nuestras dietas. Para algunos cuidadores, el problema es que nuestros seres queridos como lo son nuestros adultos mayores tienen problemas para comer, masticar, tragar, etc.

Las personas mayores tienen diferentes desafíos: pérdida de apetito y pérdida de peso poco saludable, problemas para masticar o tragar, depresión o la necesidad de reducir la grasa y el azúcar en ciertas afecciones crónicas. Esto sin contar todos los alimentos que deban dejar de consumir porque le hagan daño por algún otro tipo de enfermedad de la cual padezcan.

Consejos para una mejor nutrición de nuestros adultos mayores

Aumente las verduras y las frutas

En general, la fibra, las vitaminas y las enzimas presentes en las plantas frescas son las mejores para todos nosotros. Cocinar las verduras al vapor para que sean más suaves para las personas con problemas dentales es fácil de hacer. Para aquellos que no tienen problemas para masticar, corte las verduras crudas con un sabroso aderezo como bocadillo o una comida pequeña.

Haga que el almuerzo sea la gran comida del día

A menudo, durante la cena, los adultos mayores están demasiado cansados ​​para terminar las comidas. Además, algunas personas mayores pueden tener más problemas digestivos que interfieren con una buena noche de sueño. Todos en realidad necesitamos más calorías al principio del día.

Mantenerse hidratado

Recuerda mantener los niveles de líquidos. Es importante para todos los procesos corporales beber algunos líquidos durante el día. Cuantas más frutas y verduras haya en nuestras dietas, más hidratados estamos de forma natural.

Consumir granos

Cuando tome decisiones sobre qué pan elegir, siempre elija el que tenga más granos integrales. A algunas personas no les gusta el sabor o la textura al principio. Una forma de trabajar para obtener más granos integrales es mezclar la pasta de grano integral con la pasta regular y aumentar gradualmente los niveles de grano integral.

No se salte las comidas

Omitir una comida generalmente hace que alguien coma más en la siguiente comida y puede bajar los niveles de azúcar en la sangre causando mareos. Si no tiene hambre, es mejor comer un poco que saltear.

Consuma Yogurt

La pérdida ósea empeora con la edad. El calcio ayuda a mantenerlo a raya, y el yogur es una buena fuente de eso. Obtenga yogur fortificado con vitamina D, que lo ayuda a tomar y usar ese beneficio mineral. El yogur también te ayuda a digerir tus alimentos y también tiene proteínas. Y se empareja muy bien con la fruta.

Consejos para preparar alimentos para adultos mayores que harán que cocinar sea más fácil

Si bien no hay una sugerencia que funcione para todos, hay algunas ideas que puede incorporar en su semana que ayudarán a que cocinar sea más fácil para usted y para su senior.

Haz un plan y escríbelo

Siéntate un domingo y planea las comidas de tus adultos mayores para toda la semana. Esto le ayudará a evitar hacer varios viajes a la tienda de comestibles durante una semana laboral ocupada. Escriba el menú de la semana y colóquelo en un lugar donde el encargado de cocinar pueda acceder fácilmente. Saber de antemano lo que se planea hará que sea menos abrumador para las personas mayores, ya sea que estén cocinando o no.

Haz de la comida un proyecto grupal

Involucre a la familia para prepararse para las comidas de la semana. No solo recibirá asistencia (y compañía), sino que su adulto mayor se sentirá más involucrado en lo que está comiendo y disfrutará teniendo un proyecto semanal que esperar.

Preparar ingredientes versátiles para la semana

Se supone que la preparación de comidas hará su vida más fácil, no más difícil. En lugar de tratar de preparar cada comida individualmente, comience por preparar ciertos alimentos que tengan más de una aparición en el plan de comidas de su adulto mayor para la semana. Por ejemplo, cocine suficiente quinua para la semana o lave y corte las verduras y colóquelas en recipientes herméticamente cerrados en el refrigerador. Esto asegurará que nadie comience desde cero cuando comience a cocinar la comida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here