Envejecer tiene sus beneficios y sus inconvenientes. Incluidos en este último están las hemorroides. Estos vasos sanguíneos inflamados en el recto externo y el ano pueden convertir los movimientos intestinales en experiencias intensamente dolorosas. Los síntomas clásicos incluyen dolor rectal, picazón, sangrado y posiblemente prolapso (protrusión de hemorroides en el canal anal). Aunque las hemorroides rara vez son peligrosas, pueden ser una molestia recurrente y dolorosa.

Las hemorroides se manifiestan en dos variedades. El tipo interno brota desde dentro del recto. Las hemorroides externas se desarrollan en el ano mismo. De cualquier manera, las heces que pasan por ellas pueden causar dolor y sangrado. Pero las medidas simples de autoayuda pueden aliviar la terrible experiencia de la mayoría de las hemorroides y permitir la curación.

Lista de alimentos para aliviar las hemorroides

Aumenta el consumo de fibra

Lo más importante es agregar fibra a su dieta. Esto se hace mejor con alimentos que ayudan a las hemorroides, pero algunas personas encuentran que necesitan tomar un suplemento de fibra para obtener de 20 a 30 gramos de fibra por día. Para comenzar, pruebe un suplemento de fibra de cáscara de psyllium, como Metamucil o un equivalente genérico. Si el psyllium causa gases o hinchazón, pruebe un suplemento que contenga dextrina de trigo o metilcelulosa.

Lubrique el proceso de defecar

Mezclar una cucharada de aceite mineral con compota de manzana o yogur y comerlo en el desayuno o el almuerzo permite que las heces se deslicen por las hemorroides con mayor facilidad. Pero no hagas esto por un largo período. Si intenta esto, puede colocar un forro en la ropa interior para absorber cualquier fuga de aceite. No se demore cuando sienta la necesidad, ve al baño inmediatamente. No espere un momento más conveniente. Aplazar los movimientos intestinales puede empeorar el estreñimiento, lo que agrava las hemorroides.

Beba suficiente agua

Esta estrategia de prevención de las hemorroides es simple y barata, pero muy pocos de nosotros lo hacemos. Junto con comer una dieta saludable llena de fibra, la hidratación adecuada del agua es la clave para tener una evacuación intestinal saludable. Beber suficiente agua ayuda a prevenir el estreñimiento y, por lo tanto, disminuye el esfuerzo. Beber de seis a ocho vasos de agua por día no solo mantiene su sistema digestivo funcionando sin problemas, sino que también beneficia a todo su cuerpo.

No olvide ingerir frutas

Las frutas son ricas en nutrientes, fibra, minerales y vitaminas que ayudan a regular el movimiento intestinal. Se recomienda comer las frutas con la piel como manzanas, ciruelas, pasas, uvas, bayas que están llenas de fibra ya que son muy beneficiosas. Los que deben comerse sin la piel también son buenos, por ejemplo, papaya, plátano, naranja.

Los frijoles pueden ser un buen aliado

Estos granos tienen un alto contenido de fibra y deben incluirse en las comidas regulares de un paciente que padezca de hemorroides.

Aunque la alimentación puede ser un factor de gran beneficio para evitar el dolor en las hemorroides, acompañar la dieta con un poco de ejercicio puede ser la combinación ideal para que el proceso de laxar sea menos doloroso y la salud de sus hemorroides se encuentre estable.

Según los expertos el ejercicio y las hemorroides tienen una relación de amor-odio. El ejercicio ayuda a mantener el colon más regular. Sin embargo, participar en actividades que aumentan la presión abdominal y / o esforzarse (como levantar pesas) puede llevar a la formación de hemorroides. Mantenerse activo reduce el tiempo que pasa sentado y ejerciendo presión sobre las venas de la parte inferior del recto.

Lo que siempre se recomienda ante cualquier enfermedad, lo mejor siempre será consultar directamente a su médico de confianza, quien es el que con los estudios y exámenes que le realice, será el indicado para decirle que hacer en el caso de que desee aliviar el dolor o la inflamación de las hemorroides.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here