¿Eres de ese grupo de personas que le cuesta conciliar el sueño? ¿Estás cansado de probar un sin fin de cosas para poder dormir y descansar? Ya usaste lavanda en tu almohada, evitando todas las pantallas digitales, meditación: hay formas interminables que supuestamente prometen una buena noche de sueño. Pero según los expertos en sueño, podría ser tan simple como comer los alimentos correctos antes de acostarse.

Una nueva investigación ha revelado que más de dos tercios (69%) de las personas en edades comprendidas entre 22 y 25 años se sienten privados de sueño. El estrés y nuestro amor por los alimentos picantes, la cafeína y el alcohol pueden ser la causa. Aproximadamente la tercera parte de las personas con insomnio, y a juzgar por las sugerencias de los investigadores, deberíamos estar comiendo los alimentos que probablemente se asocian con el desayuno antes de acostarse.

Lista de alimentos para antes de dormir

Banana

bananas

Aunque generalmente se considera un alimento que aumenta la energía, los plátanos son ricos en magnesio, que relaja los músculos y también contienen serotonina y melatonina, que estimulan el sueño.

Almendras

Conocida como una gran fuente de grasas saludables, las almendras también están repletas de triptófano y magnesio, las cuales ayudan a reducir naturalmente la función muscular y nerviosa al tiempo que mantienen el ritmo cardíaco.

Miel

Una sola cucharadita de miel es suficiente para estimular la liberación de melatonina en el cerebro y apagar el orexin (que nos mantiene alerta), lo que nos ayuda a calmarnos.

Avena

Además de ser otro alimento rico en vitaminas, minerales y aminoácidos que promueven la melatonina que induce el sueño, la avena estimula la producción de insulina y aumenta naturalmente el azúcar en la sangre.

Pavo

Una de las fuentes más famosas de triptófano, el pavo es también una gran fuente de proteínas y te hará sentir lleno.

¿Un ritual nocturno del té ayuda a inducir un sueño profundo?

Hay algo intrínsecamente calmante acerca de tomar una taza de té caliente en la cama, pero la investigación no es concluyente sobre sus efectos clínicos. Si bien un pequeño estudio encontró que el té de manzanilla ayudó a las mujeres a mejorar la calidad de su sueño, otro no encontró diferencias entre los bebedores y los que no beben. De manera similar, el té de raíz de valeriana se ha utilizado como un remedio contra el insomnio natural durante siglos, pero una revisión de la literatura sugiere que la investigación ha estado plagada de inconsistencias, falta de claridad y metodología deficiente.

¿Qué hay de la lavanda que decía tu abuela? Una vez más, la investigación es irregular en el mejor de los casos. Si bien dos estudios encontraron que las hierbas proporcionan mejoras modestas en el nerviosismo y la relajación, después de cuatro semanas parece que tuvieron poco impacto. Decimos que tome una taza para el factor calmante y acogedor y moje su almohada con un spray de lavanda si eso parece ayudarlo, pero no cuente con eso cada noche para noquearlo.

Lo importante es que evites a toda costa los alimentos ricos en cafeína como el café, el chocolate o gaseosas como la Coca-cola. Porque pasarás toda la noche sin poder pegar los ojos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here