Son muchos los factores que podrían causar una influencia directa en nuestro organismo y ocasionar diversos tipos de trastornos. El colesterol es uno de los primeros que nos afecta directamente. Para mantener un control adecuado del nivel del colesterol, es importante llevar una adecuada alimentación, hacer ejercicios y evitar el estrés. De esta manera las enfermedades cardíacas se mantendrán lejos.

¿En qué consiste el HDL?

En nuestro organismo encontramos dos tipos de colesterol aunque siempre se habla del LDL que son las siglas de Lipoproteína de Baja Densidad. Dicho tipo de colesterol, es el considerado dañino para el cuerpo. Por otra parte está el HDL o Lipoproteína de Alta Densidad que es el colesterol bueno.

Siendo el colesterol una grasa o también conocida como lípido, tiene su origen en el hígado. Determinada cantidad se hace necesaria para el apropiado funcionamiento del organismo, por lo que la producción adecuada de HDL hace que el cuerpo deseche el exceso de colesterol malo que bloquea las arterias cuando se acumula.  

La genética cuenta

A una gran cantidad de personas, les suele ocurrir que cuando se realizan pruebas médioas de laboratorio, su colesterol bueno se encuentra un poco por debajo de lo recomendado. Dicho origen suele estar debido a nuestra propia composición genética. Lo que deberemos hacer es cambiar el estilo de vida por uno más saludable.

Dietas para conseguir aumentar el HDL

Se debe hacer un esfuerzo cuando se trata del bienestar de nuestro cuerpo, como por ejemplo, disminuir el consumo de alimentos procesados, altos en carbohidratos y no consumir alimentos que contengan grasas trans o hidrogenados. Deberemos evitar los fritos o productos basados con harina en exceso.

Lo ideal es consumir aceites monoinsaturados, como el de oliva o uno a base de aguacate, avena, fresas, plátanos y legumbres. Esta dieta colabora con la disminución de tu peso y la eliminación de grasas no deseadas en el cuerpo.

¿Cómo aumentar la lipoproteína HDL?

Para ponerle corazón a la salud debemos tomar decisiones en el momento oportuno. Por esta razón, a continuación te hacemos varias recomendaciones para que tu mismo te encargues de tomar el control.

 

Consumir alimentos que contengan fibra: aparte de regular el colesterol,  también es aliada de las personas que padecen diabetes tipo 2. La fibra la puedes obtener de los frutos secos, alcachofas, manzanas, peras, pistachos, entre otros.

alcachofa

Aceite de oliva: Ayuda a bajar los niveles de LDL y aumenta los de HDL. Por lo que es recomendable usarlo en tus comidas.  

aceites vegetales

Nueces: Los frutos secos siempre han sido los más recomendados a la hora de equilibrar el colesterol, así que toma tu puñado de frutos secos y disfruta.  

Arándanos: Con alto contenido de polifenólicos, estos frutos tienen un excelente efecto sobre el HDL. Y lo mejor es que sus calorías son sumamente bajas.

Avena: Contiene betaglucanos, los cuales limitan la formación de colesterol malo y fomentan la producción del bueno para equilibrar los mismos. Además, la avena es conocida por su alto contenido de fibra que ayuda a regular el tránsito intestinal, entre otros.

avena

Ajo: Su consumo es relevante en la regulación de los niveles de colesterol malo. Esto se debe a su alto contenido de antioxidantes que contienen azufre.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here