Desde pequeños hemos oído que si la hemoglobina la tenemos baja, tendremos que comer ciertas cosas, y si la hemoglobina está alta, tendremos que comer otras cosas. Pero no teníamos al alcance de la mano tanta información como la que en la actualidad podemos conocer acerca de dicha heteroproteína, encargada de transportar el oxígeno hasta cada tejido de nuestro cuerpo.

La hemoglobina es la encargada también de transportar de vuelta el dióxido de carbono desde cada tejido rumbo a los pulmones. Además, participa en la regulación del pH del cuerpo. Es la molécula que nos brinda esa coloración roja en la sangre, su carencia reduce el suministro de oxígeno hacia los tejidos y el deterioro de los mismos.

¿Por qué ocurre un bajo conteo de hemoglobina?

Se conocen diversas razones para que esto ocurra, una de ellas es una pérdida considerable de sangre en un momento dado o durante un tiempo prolongado. Si se tiene una dieta en la que el consumo de hierro no cubre los requerimientos diarios, o el cuerpo no está absorbiendo de manera adecuada dichos nutrientes, entonces la producción de hemoglobina se verá afectada.  

Existe la posibilidad de que algunos medicamentos que estés consumiendo hagan que tu hemoglobina se encuentre baja, así como algunas enfermedades (como por ejemplo, la leucemia). Dicha heteroproteína actúan como barrera para un adecuado conteo y si a ello le sumas una dieta con carencias de hierro, sencillamente estás en el camino hacia una anemia por falta de hemoglobina.

Alimentos y vitaminas que el cuerpo requiere para mantener la hemoglobina en buen estado

Hígado: Posiblemente a muchos no les gusta, pero es rico en hierro, siendo éste, un mineral que da existencia a la vida. Pero si en tu caso, eres vegetariano, este hierro puedes obtenerlo de los frutos secos, la soja, espinacas o espárragos, entre otros.

Legumbres y verduras: Excelentes aliados a la hora de consumir hierro. Éstas deben ser consumidas junto a alimentos que contengan vitamina C. Puedes incluir las lentejas, las espinacas, la col, los garbanzos o judías, entre otras.

Alimentos ricos en vitamina C: Esta vitamina ayuda a que el cuerpo pueda absorber el hierro. Algunos alimentos ricos en vitamina C son los pepinos, los tomates, el brócoli, los mangos o las naranjas.

Cereales y panes: Cuando consumimos alimentos industrializados, debemos siempre tomarnos un momento para leernos sus etiquetas, ya que algunos no están enriquecidos con vitaminas o minerales, por lo que nos resultan como alimentos basura. Esto ocurre con los panes o cereales que a diario consumimos.

Pan de centeno

Carne de cerdo, vacuno y ave: Bien es conocido que el hierro que consumimos de los vegetales es un tanto más difícil de absorber que el proveniente de las carnes rojas. Así que debemos suministrarle al cuerpo las cantidades que éste necesita, incluso a través del consumo de peces.

Frutas: El melocotón seco, las fresas, las sandías, las pasas y los higos, contienen suficiente hierro, además de ser deliciosas.  

Alimentos ricos en ácido fólico: El ácido fólico forma parte de las vitaminas del complejo B y puedes obtenerla de los brócolis, los cacahuetes y los frutos secos, entre otros.

Otros alimentos: Como por ejemplo la melaza, el tofu, el jarabe de maíz  o los guisantes secos pueden ser también tus aliados.

guisantes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here