El hígado es responsable de romper los carbohidratos, producir glucosa y desintoxicar el cuerpo. También almacena nutrientes y crea bilis, que es necesaria para digerir y absorber adecuadamente los nutrientes de los alimentos. Hay muchas comidas y bebidas que una persona puede consumir para ayudar a proteger el hígado.

La salud del hígado es vital para la salud general. La disfunción hepática puede provocar enfermedad hepática, trastorno metabólico e incluso diabetes tipo 2. Si bien puede ser imposible controlar todos los factores de riesgo, el consumo de ciertos alimentos y bebidas puede ayudar a promover la salud del hígado. En este artículo, cubriremos los mejores alimentos para la salud del hígado y sus efectos beneficiosos para el órgano.

Lista de alimentos para ayudar al hígado

Pomelo

Estas frutas cítricas amargas tienen un alto contenido de vitamina C y otros antioxidantes que protegen el hígado. Estos antioxidantes ayudan a reducir la inflamación y previenen el daño a las células. Un estudio japonés del 2004 probó los efectos del jugo de pomelo en ratas y descubrió que el jugo de pomelo suprime el daño del ADN al hígado.

Uvas

Una investigación encontró que el extracto de semilla de uva mejoró la función hepática en pacientes que padecen la enfermedad del hígado graso no alcohólico. Los estudios en animales y humanos realizados por los Departamentos de Biociencias y Patología de la Universidad Federal de São Paulo en Brasil indican que las uvas y el extracto de semilla de uva protegen el hígado del daño, aumentan los niveles de antioxidantes y combaten la inflamación.

Café

Tomar café aunque no lo creas, puede ayudarte a combatir los problemas en contra del hígado graso. Muchas investigaciones aseguran que al menos más del 50% de la población en el mundo, consume cafe.  El café parece ser bueno para el hígado, especialmente porque protege contra problemas como la enfermedad del hígado graso.

La revisión también señala que la ingesta diaria de café puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad hepática crónica. También puede proteger al hígado de condiciones perjudiciales, como el cáncer de hígado. Algunas investigaciones apuntan a que los efectos positivos del consumo del café se deben al aporte que hace a las enzimas hepáticas. El café, parece reducir la acumulación de grasa que se forma  en el hígado. También incrementa los antioxidantes protectores. Los compuestos en el café también ayudan a las enzimas hepáticas a liberar al cuerpo de sustancias causantes de cáncer.

Harina de avena

El consumo de avena es una forma fácil de agregar fibra a la dieta. La fibra es una herramienta importante para la digestión, y las fibras específicas de la avena pueden ser especialmente útiles para el hígado. La avena es alta en compuestos llamados beta-glucanos. Los beta-glucanos son muy activos biológicamente en el cuerpo. Ayudan a modular el sistema inmunológico y luchan contra la inflamación, y pueden ser especialmente útiles en la lucha contra la diabetes y la obesidad. Además,  los beta-glucanos de la avena parecen ayudar a reducir la cantidad de grasa almacenada en el hígado, lo que también podría ayudar a proteger el hígado.

Higo

El jugo y la pulpa del higo, también conocida como nopal, se usa comúnmente en la medicina tradicional para tratar enfermedades hepáticas, fatiga y úlceras. Un resumen publicado en el Instituto Nacional de Salud , encontró que el jugo de la fruta rosada disminuía la cantidad de daño oxidativo al hígado después del consumo de alcohol.

Té verde

El consumo de té verde puede ayudar a reducir el contenido de grasa en general. Un estudio de 2015 señala que el té verde puede ayudar a reducir el contenido de grasa en nuestro organismo, luchar contra el estrés oxidativo y reducir otros signos de la enfermedad del hígado graso no alcohólico. Es importante tener en cuenta que el té puede ser mejor que los extractos, ya que algunos extractos pueden dañar el hígado en lugar de curarlo.

El estudio señala que todavía no hay recomendaciones específicas para que las personas con esta afección consuman té o extractos de té, pero el vínculo con la salud del hígado es prometedor.

1 Comentario

  1. Wuao, excelente información, voy a seguir tomando café, jaja pensaba que me hacia mas daño pero me doy cuenta de que no.
    Yo sufro de hígado graso y lo que hago es tomar agua de boldo para descargarlo y me mejora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here