La artrosis es una afección en la cual el colchón de cartílago que se encuentra entre las articulaciones se rompe y se desgasta. Puede causar dolor e hinchazón severa en las articulaciones. Además, es una afección inflamatoria. Sus síntomas pueden agravarse al comer alimentos que contribuyen a la inflamación en el cuerpo. Evitar ciertos alimentos podría ayudarte a evitar desencadenar brotes de esta patología.

Aunque no hay cura para la artrosis, se ha demostrado que ciertos alimentos combaten la inflamación, fortalecen los huesos y refuerzan el sistema inmunológico. Agregar estos alimentos a tu dieta balanceada puede ayudar a aliviar los síntomas de su artrosis.

Pescado

Debido a que ciertos tipos de peces están llenos de ácidos grasos omega-3 que combaten la inflamación, los expertos recomiendan al menos 3 a 4 onzas de pescado, dos veces por semana. Los pescados ricos en omega-3 incluyen salmón, atún, caballa y arenque.

Soja

¿No eres un fanático de los peces, pero aún quieres los beneficios para combatir la inflamación de los ácidos grasos omega-3? Pruebe la soja saludable para el corazón (tofu o edamame). La soja también es baja en grasa, alta en proteínas y fibra y es un alimento completo para ti.

Optar por los aceites

El aceite de oliva virgen extra está cargado de grasas saludables para el corazón, así como oleocantal, que tiene propiedades similares a los antiinflamatorios sin esteroideos. Pero no es el único aceite con beneficios para la salud. Los aceites de aguacate y cártamo han mostrado propiedades para reducir el colesterol, mientras que el aceite de nuez tiene 10 veces más omega-3 que el aceite de oliva.

Cerezas

Los estudios han demostrado que las cerezas ayudan a reducir la frecuencia de los ataques de dolor en las articulaciones. La investigación ha demostrado que las antocianinas que se encuentran en las cerezas tienen un efecto antiinflamatorio. Las antocianinas también se pueden encontrar en otras frutas rojas y púrpuras como las fresas, frambuesas, arándanos y moras.

Lácteos

Los productos lácteos bajos en grasa, como la leche, el yogur y el queso están llenos de calcio y vitamina D, ambos se encuentran para aumentar la fortaleza de los huesos. La vitamina D es esencial para la absorción de calcio, y se ha demostrado que refuerza el sistema inmunológico. Si los productos lácteos no son de tu agrado, apunta a otros alimentos ricos en calcio y vitamina D como los vegetales de hojas verdes.

Apuesta por el brócoli

Rico en vitaminas K y C, el brócoli también contiene un compuesto llamado sulforafano, que los investigadores han descubierto que podría ayudar a prevenir o retardar la progresión de la artrosis. El brócoli también es rico en calcio, que es conocido por sus beneficios para la formación de huesos.

Té Verde

El té verde está lleno de polifenoles, antioxidantes que se cree reducen la inflamación y ralentiza la destrucción del cartílago. Los estudios también muestran que otro antioxidante en el té verde llamado epigalocatequina-3-galato (EGCG) bloquea la producción de moléculas que causan daño articular en personas con artritis reumatoide (AR).

Algunos cítricos

Las frutas cítricas, como las naranjas, los pomelos y las limas, son ricas en vitamina C. Las investigaciones demuestran que obtener la cantidad correcta de cítricos, es de gran ayuda vitamínica para prevenir la artrosis inflamatoria y mantener las articulaciones saludables.

Granos

Los granos integrales reducen los niveles de proteína C reactiva (PCR) en la sangre. La PCR es un marcador de la inflamación asociada con enfermedades del corazón, diabetes y artritis reumatoide. Los alimentos como la avena, el arroz integral y los cereales integrales son excelentes fuentes de granos integrales.

Frijoles

Los frijoles están llenos de fibra, un nutriente que ayuda a reducir la PCR. Los frijoles también son una excelente fuente de proteínas, y de bajo costo, que es importante para la salud muscular. Algunos frijoles son ricos en ácido fólico, magnesio, hierro, zinc y potasio, todos conocidos por sus beneficios para el corazón y el sistema inmunológico. Busca  frijoles rojos y frijoles pintos.

Ajo

Los estudios han demostrado que las personas que comían regularmente alimentos de la familia del allium, como el ajo, las cebollas y los puerros, mostraron menos signos de artrosis temprana. Los investigadores creen que el compuesto dialil disulfina que se encuentra en el ajo puede limitar las enzimas que dañan el cartílago en las células humanas.

Nueces

Las nueces son ricas en proteínas, calcio, magnesio, zinc, vitamina E y ácido alfa linolénico (ALA) que refuerza el sistema inmunitario, además de contener proteínas y fibra. Son saludables para el corazón y beneficiosos para la pérdida de peso. Prueba las nueces, piñones, pistachos y almendras.

Ahora bien, ya que conoces los alimentos que una forma u otra, van a aportar grandes propiedades para disminuir la inflamación que se produce por la artrosis, es momento de conocer también cuales son los alimentos que debes evitar en tu dieta si no quieres maximizar la inflamación producida por la artrosis.

Alimentos que debes evitar si sufres de artrosis

Azúcar

De acuerdo con un estudio, los carbohidratos ricos en azúcar, como los pasteles procesados, las galletas y los productos de panadería, pueden cambiar la respuesta inmune de tu cuerpo a la enfermedad. Esta reacción puede empeorar la inflamación y hacer que las articulaciones tensas se sientan aún más débiles. Los sustitutos naturales como el jarabe de arce puro y la miel pueden apaciguar tu gusto por lo dulce sin contribuir a los síntomas de la artrosis.

Sal

Comer demasiada sal (sodio) hace que las células retengan agua. Esto significa que se hinchan. Tu cuerpo necesita sodio para funcionar. Sin embargo, comer demasiado conduce a una reacción inflamatoria. Esto puede contribuir al daño articular. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la mayoría de las personas consumen demasiado sodio diariamente. Para reducir el consumo de sodio, intenta cambiar la sal por otras especias, como la cáscara de limón, o pimientos con sabor, como la pimienta de ajo, para realzar el gusto de la comida.

Comida frita

Los expertos señalan que los alimentos ricos en grasas saturadas, como las papas fritas y las rosquillas, pueden aumentar la inflamación en el cuerpo y empeorar el dolor de la artrosis. La reacción química en el cuerpo causada por los aceites utilizados para freír los alimentos también puede aumentar su colesterol. Cuando necesites usar aceite para cocinar, opta por una pequeña cantidad de aceite de oliva o de aguacate.

Harina blanca procesada

Los productos de trigo refinado, como el pan blanco, estimulan la respuesta inflamatoria del cuerpo. Es por eso que comer muchas pastas refinadas, cereales y productos de granos puede hacer que la artrosis empeore. Para evitar esto, elige granos integrales siempre que sea posible. Evita los productos de pan que han sido muy procesados. Los cereales integrales que contienen gluten y los aditivos de levadura también pueden afectar el dolor de la artrosis.

Los ácidos grasos omega-6

De acuerdo con la Escuela de Medicina de Harvard, debes limitar la ingesta de alimentos que contengan ácidos grasos omega-6, como la yema de huevo y la carne roja. Las grasas saturadas pueden aumentar los niveles de inflamación en el cuerpo, empeorando el dolor. Comer alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, como el salmón, las almendras y los frijoles, te dará la proteína que necesitas sin empeorar los síntomas de la artrosis.

Alcohol

La mayoría de los expertos aconsejan que se evite el consumo excesivo de alcohol cuando se tiene artrosis. El consumo de alcohol, especialmente la cerveza, puede contribuir a los brotes de inflamación debido a los altos niveles de purina en los productos comerciales de alcohol. Además, la mayoría de los medicamentos para la artrosis nunca deben mezclarse con el alcohol porque interactúa con la eficacia de la droga y puede ser peligroso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here