Existen muchos alimentos que pueden ser consumidos por los seres humanos y que también son aptos para la alimentación de nuestros gatos, sin perjudicar su salud. Aunque siempre ha existido una premisa básica donde debemos observar y cuidar que estos alimentos no estén crudos ni muy condimentados, pues estos factores pueden afectar a nuestro gato. El azúcar, la sal, la pimienta, el vinagre y otros condimentos son nocivos para la salud de nuestros peludos, aunque muchos de estos parezcan agradarles, son contraproducentes para ellos. A continuación te presentamos algunos de los alimentos de consumo humano que también pueden ser ingeridos por tu mascota, aunque siempre es recomendable la supervisión de su veterinario para decidir cuál es la mejor dieta.

La carne más saludable y preferida por los gatos es el pollo, aunque el pavo también es una alternativa saludable, estos alimentos son de los principales en su dieta y benefician a tu mascota. Si quieres que tu gato siga una dieta casera con estos alimentos, debes saber que la mejor manera de presentarlos es hervidos o asados sin ningún tipo de aceite. A la hora de prepararlos es conveniente despegarlos y librarlos totalmente de los huesos, con vital atención a los huesos pequeños, mientras que la piel del pollo se recomienda estrictamente para los gatos cuando están desnutridos.

Utilizar la carne de pollo que se hierve para caldo no se aconseja, ya que está combinada con otros ingredientes que pueden resultar dañinos para la mascota y aunque parezca complacido a la hora de comerlo, puede presentar vómito y diarrea posteriormente. La carne de cerdo no les cae muy bien, sobre todo las partes con más grasa, aunque la carne de conejo es aceptable para los gatos. Con respecto al hígado, si a tu gato le gusta, puede proporcionarle altas cantidades de hierro necesarias.

Los embutidos son un tipo de alimento que le gusta a los gatos, aunque se debe restringir su consumo, además estos no deben contener sal o pimienta en exceso. También son recomendable las lonchas de pavo y jamón de york, ambos se pueden conseguir bajos en sal. Dentro de los embutidos que no se les pueden brindar, está el fuet, jamón salado o el chorizo,  aunque es atractivo para ellos, no es recomendable. Los pescados consumidos por los humanos y recomendados a los gatos son los blancos que no tengan espinas, como el salmón y la trucha. También se puede recomendar el atún y las sardinas por su contenido de omega 3 y omega 6, favoreciendo el manto del felino.

Por ningún motivo se recomienda darles pescado de lata, ya que el aceite y la sal les hace daño. Al cocinarlos en casa es mejor hervir el pescado y luego pasarlo por una plancha sin aceite antes de servirlo. Algunas de las verduras recomendables son las patatas y zanahorias y la mejor forma de presentarlas es en un pastel con carne y huevo mezclados. Las porciones sobrantes, se pueden conservar congeladas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here