Por lo general, al momento de comenzar a amamantar las madres tienden a preocuparse por no poder producir la cantidad de leche suficiente para poder alimentar a su bebé, es la razón por la que a continuación, te contaremos qué alimentos debes agregar a tu dieta para que la producción de leche sea mucho proporcional al requerimiento del bebé, y no solo esto, sino que la leche tendrá una calidad superior  haciendo muy feliz a tu bebé.

La avena natural (grano entero)

Este alimento debes incluirlo en tu dieta pues es bueno para ti y para el bebé. Ten en cuenta que es avena grano entero, pues la instantánea no tiene la misma cantidad de nutrientes e incluso puede estar saturada de azúcar. La avena mantendrá tu sistema digestivo saludable y te hará producir mucha más leche. Incluso se ha demostrado que una buena taza de avena caliente puede ser excelente para las mujeres que sufren de depresión postparto.

Salmón

El salmón además de ser muy delicioso y fácil de cocinar, es una excelente fuente de EFA, que son los ácidos grasos esenciales para mantener la salud del organismo, además de esto es una gran fuente de omega 3. Tanto el Omega 3 como el EFA, son esenciales nutrientes para la madres que se encuentran en periodo de lactancia. El salmón aumenta la producción de hormonas como la prolactina, la cual es la hormona que estimula la producción de leche. Así mismo le aporta un delicioso sabor sabor a la leche. Puedes cocinarlo hervido, al vapor o a la parrilla. Eso sí,  olvídate de consumir salmón ahumado.

Hojas de espinaca y remolacha

Estas hojas son increíblemente deliciosas y saludables, son una fuente activa de calcio, hierro y ácido fólico. En el caso de las madres que son extremadamente flacas o que sufran de anemia, estas caen como anillo al dedo. También son una fuente excelente de antioxidantes y la leche que producirán tendrá muchas vitaminas.  Puedes incluir las hojas en sopas, ensaladas o con pan. Las espinacas deben comerse con moderación pues su consumo excesivo puede llegar a producir diarrea.

Zanahorias

Una zanahoria no solo ayudan a la vista, también hará que produzcas mucha más leche. Puedes incluirla en ensaladas, cremas, jugos, en un almuerzo o desayuno, ya que esto aumenta sustancialmente la producción de leche. Pero no solo te beneficiarán en eso, sino que también contienen una gran cantidad de vitamina A, que serán un maravilloso aporte para el bebé y para ti también, así que no dejes de incluirlas en tu dieta diaria.

Semillas de hinojo

El hinojo aumenta considerablemente la producción de leche materna. Además son buenas para tu estomago, ya que favorecen la digestión. En el bebé hará el mismo trabajo evitando los temidos cólicos. Puedes agregarla como condimento, colocarlas en agua y hacer un té o beber con leche. Estos tés puedes tomarlos frío y son muy ricos para acompañar cualquier comida.

Semillas de alholva

Estas aumentan bastante bien la producción de leche materna, pueden tomarse junto con un vaso de leche y son buenísimas para prevenir el estreñimiento, y como complemento mejoran la calidad de la leche. También puedes hacer un mixto de semillas de Fenogreco, alholva y arroz, será rico y muy saludable para ti y tu bebé.

Calabaza de botella

Este no es el vegetal más sabroso del mundo, pero es uno de los más saludables que existen, siendo su contenido nutricional bastante alto. Contiene gran cantidad de agua y vitaminas que caerán como anillo al dedo para la nueva madre. Mantendrá a la madre hidratada, saludable y es fácil de digerir ayudando a la lactancia. Puedes tomarlo en jugos, sopas  budines.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here