Son muchas las personas que a medida que van creciendo van desarrollando un desorden llamado intolerancia a la lactosa. Este trastorno se refiere a que la persona no digiere la lactosa adecuadamente, lo cual repercute en problemas gastrointestinales después de haber consumido algún producto de origen lácteo.

Cada cuerpo es diferente, algunos digieren muy bien los productos con lactosa y otros simplemente no pueden hacerlo, por eso es importante mantener una dieta equilibrada libre de productos que puedan generar este tipo de molestias innecesarias, pero para saber qué alimentos debes evitar, se debe tener muy presente cuáles son los que tienen lactosa y eso es lo que descubriremos en las siguientes líneas.

La lactosa realmente se encuentra en una gran cantidad de alimentos, así sea en cantidades mínimas, pero hay alimentos que la contienen en una dosis bastante elevada y son estos son los que se deben evitar a toda costa; entre ellos:

La leche y las bebidas a base de leche: La lactosa se encuentra en altas dosis en este tipo de productos. Evita a toda costa el consumo de leche, ya sea leche entera, desnatada, evaporada, crema de leche, leche condensada, leches saborizadas, leche semidescremada, todas contienen lactosa en una cantidad bastante elevada.

Crema de leche y las crema del café: como se explica anteriormente todos los productos derivados de la leche contiene una gran cantidad de lactosa.

Los helados de leche. Los helados hechos a base de leche directamente, contienen una gran cantidad de lactosa. Es recomendable que consumas helados hechos a base de frutas y agua, los cuales son más saludables y no te enferman.

Queso: Como buen derivado de la leche posee una cantidad importante de lactosa, por eso debes evitarlo al igual que la mantequilla.

Postres que incluyan leche: Budines, yogurt, cremas pasteleras, cremas agrias, papillas y natillas. Suelen contener leche y por ende lactosa.

Sopas y cremas que contengan leche. Los macarrones con queso son tu peor enemigo. La salsa bechamel y la Margarina de origen no vegetal. Aunque hay algunas margarinas que son hechas a partir de semillas y aceites naturales y no de leche como tal, las que son derivadas de la leche son potencialmente peligrosas para ti.

Presta mucha atención, a la tabla de contenidos de los medicamentos que consumas, pues algunos contienen una gran cantidad de lactosa, al igual que los complejos de vitaminas y los dentríficos.

Ahora hablaremos de los productos que tienen lactosa pero en cantidades más pequeñas, con esto no se quiere decir que debes o que puedes consumirla, sólo es para tener una idea.

Pan y productos de panadería, chocolate con leche, galletas de chocolates, cereales de desayuno, caramelos y aperitivos, tallarines, huevos con leche, flanes, sopas instantáneas, algunos contienen lactosa. Ponches a base de leche. El turrón, sueros, quesos vegetales.

Para que puedas asegurarte de no consumirlos, lee siempre la lista de ingredientes de los productos que compres.

Existen productos que sirven para que suplantes los productos con lactosa, por ejemplo la galletas de arroz, la leche de coco, de almendras, la soya, chufa, alpiste, ajonjoli, calabaza y espelta. Son deliciosas y con ellas puedes crear una gran cantidad de platillos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here