La leche es un compuesto básico en nuestra alimentación debido a que posee todos los nutrientes necesarios para las etapas de nuestra vida, todo el cuerpo humano funciona a través de depósitos de calcio. Este es un mineral plenamente necesario en todas las etapas de nuestra vida, el organismo posee una gran depósito de calcio en los huesos y los dientes, mismos deben ser mantenidos y llenados consecutivamente, de lo contrario se corre el riesgo de afectar el crecimiento óseo o tal vez disminuir su fuerza, un ejemplo de ello es la etapa de la menopausia vivida por la mujer.

Durante la infancia, los padres de familia mantienen algo en claro y es que sus hijos deben tomar leche para poder tener el calcio, consumir  2 o 3 vasos de leche al día o algunos de sus derivados puede cubrir esta necesidad en la mayoría de las etapas del ser humano, a pesar es que esta no es la única alternativa, sin embargo, la leche no es imprescindible por lo tanto las personas podemos no consumir lácteos y aún así cubrir todas las necesidades ya mencionadas, para poder lograrlo se debe conocer a la perfección los alimentos que son una excelente fuente de calcio, así como también mantener una dieta balanceada y variada.

El organismo necesita aproximadamente al menos 500 mg de calcio cuando se tiene 6 meses de nacido, esto va a ir en aumento hasta poder alcanzar los 1200 mg durante la etapa de lactancia materna, la mujer gestante y adolescente requieren al menos 1000 mg, por su parte el adulto promedio tan solo requiere 800 mg, mantener estos niveles puede ser bastante sencillo consumiendo diversos alimentos ricos en calcio de origen animal, tales como sardinas y/o anchoas, sin embargo, existen más alimentos que pueden sustituir fácilmente a la leche, estos son:

  1. Quinoa: Este es un alimento que posee un elevado nivel de calcio y este puede ser preparado por medio de la combinación de diversos alimentos, como por ejemplo guisos, sopas e incluso en bebidas, por lo tanto puedes adquirir más energías para mantenerse en actividad durante todo el día.
  2. Sésamo o Ajonjolí: El sésamo o ajonjolí posee una gran fuente de diversos minerales, tales como fósforo, magnesio, calcio, zinc, hierro, vitaminas de la familia B y potasio, también posee Ácido Fólico, vitamina E y tiamina, además pueden ser usados en todos los postres salados.
  3. Tofu: Diversos estudios han demostrado que el tofu en el queso de soya resulta ser más sano que tomar leche de soya, una alternativa excelente es poder licuar el tofu en conjunto con la avena, con esto se obtiene una bebida demasiado nutritiva.
  4. Semillas de chía: Las semillas de chía aportan 631 mg calcio en cada 100 gr de semillas, estas pueden adicionarse en los batidos, postres y jugos, sin necesidad de cambiarle el sabor.
  5. Agua: Aunque parece algo extraño, con solo beber de 1.5 a 2 litros de agua puede asegurar un aporte de calcio a diario.

Con tan solo 3 vasos de leche, 60gr de queso parmesano, 360 gr de cabrilla, 80 gr de ajonjolí, 300 gr de kiwi y 174 gr de almendras, puede significar la combinación perfecta para mantener en óptimos niveles el calcio en la sangre.

En general el cuerpo absorbe al menos 40% del calcio que se encuentra dentro de los alimentos, dicho proceso es llevado a cabo en el intestino delgado en donde se requiere vitamina D para así lograrlo, otros alimentos que son una fuente excelente de este nutriente son las sardinas, huevo y aceites de pescado, los cuales deben ser la base de nuestra alimentación, lo que es recomendable para así mantener los huesos fuertes, sobre todo en aquellas personas que sufren de intolerancia a la lactosa y por ende la leche no es su fuente principal de calcio.  

Son comunes los casos, en donde las personas que padecen de intolerancia a la lactosa no saben que poder llevarse a la boca para poder reemplazar su aporte de calcio que proporciona la leche, por lo tanto prefieren arriesgarse a la gran lista de inconvenientes de salud que se derivan de este trastorno, tales como: gases, trastornos digestivos, vómitos y reacciones alérgicas, que son experimentadas por su organismo como una rebeldía en frente a una sustancia que no considera necesaria para sí funcionar de forma correcta.

Por lo tanto es necesario que conozcas las diversas opciones que se tienen a su disposición, por ello es fundamental que sepamos que el calcio es un mineral para así tener una buena condición ósea, por tal motivo se debe ingerir una cantidad diaria adecuada para mantener el esqueleto realmente fuerte, dicho aporte se puede conseguir con alimentos que poseen más cantidad de calcio, como lo son: vegetales y una importante fuente de minerales, a esta dieta se debe incluir el coliflor, brócoli, col, lechuga y repollo, dichos alimentos nos van a ayudar a poder sustituir todas las cantidades que se necesita y que habitualmente se consumen al ingerir leche.

En la mayoría de los casos la costumbre de consumir leche puede ser resultado de un impacto psicológico, debido a que se encuentra vinculado directamente con el hecho de poder tomar un líquido blanco caliente que se ha acompañado de otro alimento, tales como los cereales y todos sus derivados, para poder sustituir esta bebida diversas variedades de preparados similares a la leche pero viene de un origen vegetal que se encuentran desprovistos de lactosa, además de que nos aportan inmensas cantidades de calcio y proteínas necesarias para garantizar el buen funcionamiento del cuerpo humano.

Entre dichas bebidas se puede destacar la soja, posee un elevado aporte proteico y grasas que son cardiosaludables, también podremos encontrar las bebidas de arroz, almendras, sésamo de frutas y de avena, estas son diferentes opciones que no se deben descartar para así eliminar por completo de la dieta la leche, es importante que se elimine por completo para sí evitar los recurrentes problemas intestinales que con el tiempo pueden crear lesiones crónicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here