Cuando hablamos de alimentos protectores o reguladores estamos frente alimentos indispensables para que el buen funcionamiento de los órganos y sistemas. Estos alimentos se encargan de la protección total de cada parte de tu cuerpo. Una buena dieta a base de estos es la puerta de entrada a la prevención de las enfermedades y a la optimización de los sentidos como la visión, además de conservar la estructura saludable de tus encías y piel.

El principal contenido de estos alimentos son los minerales y las vitaminas, así mismo contienen una gran porción de agua que ayuda en el transporte de las sustancias nutritivas por todo el cuerpo contribuyendo a limpiar saludablemente tu organismo. En este mismo sentido, la fibra también forma parte de ellas, esta ayuda a una mejor digestión de los alimentos y sin problema, además es un coadyuvante en la erradicación y prevención de estreñimiento.

Las vitaminas serán tus aliadas principales en el funcionamiento óptimo del cuerpo, pues te ayudarán a mantenerte sano y de igual forma trabajan como reguladores dándote aun más salud.

Las vitaminas más conocidas son:
La famosa vitamina A, esta se encuentra principalmente en frutas como el melón, el mango y el albaricoque y de igual forma en las verduras, como la zanahoria, la batata, la col, las espinacas y el brocoli. Los lácteos como la leche, el queso cheddar y la mantequilla son fuentes innegables de vitamina A que además se encargan de la protección de tu visión.

Por su parte la vitamina B, ayuda al sistema inmune y se encuentra en los productos lácteos, en las carnes de ganado vacuno y en el cerdo. De igual forma el cordero, los pescados, los espárragos, las espinacas y el germen de trigo, son alimentos ideales para tenerlos en cuenta como fuentes de vitamina B. El aguacate y la naranja también son grandes fuentes de vitamina B.

La vitamina D la puedes encontrar en el atún, en el aceite de higado de bacalao y en los huevos, estos tres alimentos son grandes fuentes de dicha vitamina que de paso, es ideal para la protección de tus dientes y del esqueleto.

Los principales alimentos reguladores son las frutas y entre ellas encontramos:

Manzana: es una gran fuente de ácido málico, pectina, flavonoides y quercitina, así mismo posee otras propiedades como la fibra, pero esta sólo se encuentra en la cáscara. Las manzanas ayudan a reducir los niveles de azúcar y colesterol, por lo que son ideales para evitar enfermedades cardiovasculares. Por su parte la Mandarina es una gran fuente de vitamina c, y es tu aliada para resolver los problemas de colesterol, tensión alta, además ayuda con la ansiedad y la pérdida de peso, por otro lado, colabora con un sistema inmune saludable al igual que una piel lozana y fresca. Otros de sus beneficios es que es un antioxidante de primera fila. A este grupo podemos sumar las uvas, la papaya, la sandía y el plátano.

2. Verduras:
Con respecto a las verduras tenemos a la reina de la vitamina A, la zanahoria, acompañada de los pepinillos, el tomate, y el rábano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here