Se dice que un alimento está contaminado o caducado cuando este contiene una gran cantidad de gérmenes que pueden generar una enfermedad realmente grave a todas las personas que lo consumen.

Es importante poder diferenciar un alimento deteriorado de un alimento contaminado: 

  • Un alimento deteriorado es cuando un alimento está descompuesto sus cualidades son claras: olor, aspecto y sabor se anulan o reducen su calidad, esto se puede apreciar por medio de los sentidos al tener contacto con el alimento. 
  • Un alimento contaminado no puede notarse, habitualmente, con solo ver el alimento ya que los microorganismos no pueden ser apreciados a simple vista.

Los alimentos contaminados son capaces de parecer totalmente normales y por ello pueden significar un factor de riesgo para cualquier persona, por lo tanto es un error suponer que los alimentos con buen aspecto sean alimentos en excelentes condiciones para su consumo, pues puede estar contaminado por muchas bacterias.

Aunque no lo parezca se trata de una condición realmente peligrosa y a groso modo el principal causante de todas las enfermedades de origen alimentario, los gérmenes ganan acceso a los alimentos de diferentes formas ya que se encuentran en todos lados, algunos de ellos son completamente perjudiciales para el hombre causando enfermedades realmente graves, estos son enfermedades que adquieren el nombre del germen patógeno que provoca la patología. Los gérmenes o bacterias se encuentran en animales y personas, en la nariz, boca, aparato digestivo, etc.  La persona que posee bacterias patógenas es conocido como “portador” y este puede estar enfermo o sano, se dice “portador sano” a quien no presenta síntomas y por ende desconoce que es portador.

Toda persona manipuladora de alimentos debe mantenerse siempre bajo medidas rigurosas de higiene, todo para no contaminar los alimentos que están procesando. Básicamente los alimentos pueden contaminarse a través de dos vías: directa e indirecta, una por parte del portador sano al alimento y otra por medio de insectos, utensilios, intermediarios y más, respectivamente. La temperatura ambiente es la más peligrosa para la mantener en buen estados los alimentos, tanto para su conservación y contaminación, los gérmenes pueden morir entre 70 a 100°C, siendo la temperatura óptima entre 35 a 38°C para su crecimiento, mientras que por debajo de 5°C frenen su desarrollo.

El proceso de cocción, refrigeración y congelación, así mismo como la higiene durante la manipulación, son las principales medidas de prevención para así poder evitar la contaminación o propagación además de la correcta conservación de todos los alimentos, evitando así la aparición de enfermedades que provengan de origen alimentario. Los alimentos contaminados más comunes son:

  1. Pollo: Según la organización The Consumer Union, esta es una entidad que analiza la calidad de los alimentos y para ello analizó 484 pollos crudos completamente listos para ser asados en el supermercado, en ellos encontraron un 42% que estaba infectado por la bacteria Campylobacter jejuni, el cual es una bacteria común en los alimentos que están crudos, dentro del país se consume al menos 70 libras de pollo por personas al año. En vista de ello numerosos expertos recomiendan buscar dentro de los mercados aquellos pollos con una etiqueta de “free-range”, la cual es característica de las aves criadas en espacios más abiertos, el riesgo de contagio que posee esta bacteria se adquiere por medio de agua contaminada o materia fecal.
  2. Carne picada o molida: De acuerdo a la información emitida por Washington State University, esta clase de carne se encuentra entre los primeros puestos de la lista de alimentos que poseen un alto riesgo de contaminación, debido a que es una de las carnes que posee más manipulación industrial. Para adquirir los resultados el departamento de Agricultura ha analizado 563 muestras, sus datos reflejaron que el 53% se encontraba contaminada por medio de la bacteria Clostridium, la cual es clásica del tracto intestinal.
    La carne picada o molida es utilizada con frecuencia dentro de la comida hispana, para poder preparar desde tacos mexicanos hasta el picadillo cubano, ciertos expertos han recomendado buscar dentro del mercado la opción que diga “carne molida tratada con radiación”, esta posee al menos 200.000 veces menos radiación que la que está presente en las carnes.
  3. Carne picada de pavo: Un análisis de la Universidad de Maryland del año 2009 ha comprobado que al menos el 24% de las muestras de pavo molida contenían Salmonella, la opción es poder consumir pavo orgánico el cual no debe estar expuesto a antibióticos lo que va a limitar el riesgo de bacterias. Por medio de un estudio del Translational Genomics Research Institute de Phoenix, ha podido determinar que el 25% de toda la carne en el país se encuentra contaminado por Staphylococcus aureus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here