En la actualidad muchas personas sienten la presión de tener una sonrisa perfecta, con dientes blancos aunque muchos de los tratamientos estéticos para blanquear los dientes significan costosas sesiones en el odontologo.

La cantidad de elementos que pueden manchar los dientes son muchas, entre ellos el café, el té, refrescos, tabaco y vino tinto. Mientras que cuando se ingieren algunas frutas y verduras se pueden blanquear los dientes de forma natural, al mismo tiempo que se evitan enfermedades,  gracias a los nutrientes que aportan dichos alimentos fortaleciendo el sistema inmunitario.

El consumo de productos lácteos como el queso, influye de manera importante en la salud general, especialmente en el tejido óseo.

El queso es un alimento rico en calcio, que contiene propiedades especiales que previenen las caries, ya que regula el pH dentro de la cavidad bucal, es por ello que se recomienda su consumo regular, unos 30 gramos de queso bajo en grasas al día para  mantener tus dientes sanos sin que afecte tu peso. El apio es una hortaliza saludable que tiene grandes propiedades nutricionales y medicinales y por ser un alimento crujiente, es excelente para limpiar la placa, pulir las encías y dientes. Al consumirlo se aumenta la producción de saliva, protegiendo la salud bucal, además de aporta gran cantidad de vitamina C por lo que se pueden cuidar las encías y combatir algunas enfermedades como la gingivitis, al eliminar los restos de comida que ocasionan manchas.

Las uvas tienen un alto contenido de ácido malico, por lo que es el fruto ideal para blanquear los dientes de forma natural. Si la consumes con regularidad puedes observar una disminución de las manchas o decoloraciones, además contienen antioxidantes que actúan como bactericidas previniendo inflamaciones y dolencias.

La zanahoria es un alimento rico en ácido fólico, fibra, potasio, magnesio y calcio que se destaca sobre los demás vegetales por su alto aporte de vitamina A y antioxidantes. Su color naranja viene del aporte de betacarotenos. Se puede comer directamente o frotar un trozo sobre los dientes luego del cepillado. La zanahoria al consumirse cruda limpia la boca en profundidad, combate la placa bacteriana y proporciona un aspecto brillante a la dentadura.

Las fresas al igual que las zanahorias, son ricas en ácido malico, antioxidantes y vitamina C que ayudan a blanquear los dientes de forma natural. El consumo recomendado es de dos o tres fresas antes de cepillar los dientes.

El vinagre de sidra es un excelente removedor de manchas que puedes agregar a tus ensaladas, solo necesitas mezclar un poco con bicarbonato de sodio y estarás obteniendo una pasta dental casera. Este procedimiento es efectivo a la hora de blanquear los dientes, pero no se debe repetir más de una vez por semana, así se evita corroer el esmalte de los mismos.

Las semillas de sésamo se utilizaban antes como harina por los egipcios, mientras que los romanos la usaban para preparar una mezcla parecida a la mantequilla y así comer pan. Estas ayudan a blanquear los dientes porque depuran la placa y proporcionan el calcio necesario para fortalecer los dientes.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here