Muchos luchamos constantemente con encontrar el balance perfecto entre, disfrutar de una buena comida y el deseo de mantenernos siempre delgados y en forma. El comer de forma saludable en la actualidad no tiene por que ser una tortura, aunque muchas veces se convierte en una. Comer únicamente verduras cocidas y pollo asado es un menú que ha quedado en el pasado. Una mejor alternativa es la de consumir alimentos con pocas calorías, aunque puede ser muy poco divertido.

Muchas de las dietas hoy eliminan los días de tacos, pan y refresco, haciendo que se te olvide el delicioso sabor de estos alimentos dañinos, pero algunas veces necesarios para romper la rutina. Puede ser una declaración muy dramática, pero al estar forzado a mantener este tipo de restricciones las cosas pueden cambiar y hacer de todo el proceso una verdadera lucha diaria.

Se estima que las dietas comenzaron en el siglo V a.C. cuando el padre de la medicina, Sócrates le planteó a los guerreros la necesidad de bajar de peso para mejorar su agilidad durante las batallas. A partir de este momento, se les aconsejo comer altos niveles grasos con el fin de saciarse más rápido. En adición a todo eso, debían pasar mayor tiempo posible desnudos, comer una sola vez al día y no bañarse.

En la Edad Media, los médicos sugerían a las personas con obesidad que engañaran al cuerpo con comida que los hiciera sentir llenos muy rápido. También se aconsejaba el tomar baños antes de la comida, hacer ejercicio con regularidad y hasta ingerir alimentos purgantes que aceleraban la digestión. Hoy en día con todos los estudios y avances médicos que tenemos disponibles, podemos mencionar algunos alimentos que contienen 500 o menos calorías, por lo que estos son indicados para mantener una dieta equilibrada.

El aguacate aporta unas 230 calorías por cada 100 gramos, pudiendo ser un poco excesivo pero si se ingiere en porciones adecuadas se puede disfrutar al máximo de todos sus beneficios. Además es rico en ácidos grasos saludables, lo que ayuda a la salud cardiovascular; así mismo aporta ácido fólico, que mantiene la mente en forma y ayuda a reducir el riesgo de anemia. Es recomendado a los deportistas por su alto contenido en potasio.

El chocolate negro aporta 500 Kcal por cada 100 gramos, puede brindar muchos beneficios al consumirse con moderación, además si se consume en su variedad más pura, contiene polifenoles que favorecen la salud cardiovascular. Aporta potasio, magnesio y fósforo, sustancias que son importantes para un correcto funcionamiento de los músculos en el cuerpo.

Los diferentes tipos de semilla, bien sea de sésamo, lino, calabaza o amapola, son alimentos que se han puesto de moda en los últimos años. Aunque es importante recordar que su consumo debe ser moderado, ya que aportan muchos beneficios en pequeñas cantidades, teniendo un aporte calorico de 550 calorías por cada 100 gramos. Como pequeño cambio se puede cambiar el pan blanco por un pan con semillas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here