El hierro es uno de los componentes fundamentales que debemos brindar a  nuestro cuerpo ya que sin él, la sangre no transporta el oxígeno por los órganos de forma adecuada, haciendo que nos sintamos más fatigados de lo normal, aún sin haber hecho esfuerzo excesivo. La falta de hierro en el organismo puede dar lugar a sufrir de cansancio, mal humor, debilidad, dolor de cabeza, problemas de concentración, etc. Estos son los primeros síntomas de anemia ferropénica o anemia por falta de hierro, a los que se le agregan uñas quebradizas, palidez, caída del cabello, mareo, vértigos, etc.

Muchos pacientes no ven este problema como un conjunto, sino como síntomas independientes que se tratan por separado. Cuando se noten alguno de estos síntomas es recomendable acudir a un medico para un chequeo general, incluyendo un análisis de sangre completo.

Muchas pueden ser las afecciones por la poco adecuada ingestión de vitaminas y minerales, pero dentro de las más habituales está la falta o escasez de hierro en la alimentación. Es por esto, que es importante incluir alimentos ricos en hierro, como el pescado, carnes rojas y crustáceos para conseguir el aporte de hierro que necesita el cuerpo y así alcanzar el funcionamiento correcto. Además los expertos piden combinar estos alimentos con otros ricos en vitamina C, que mejora la absorción del hierro.

Algunos de los alimentos que pueden incrementar los nieves de hierro en la sangre generalmente recomendados son las especies, las cuales se sitúan en los primeros lugares por ser ricas en hierro. También se pueden incluir las almejas, que contienen alrededor de 24mg de hierro por cada 100 gr, mucho más de lo necesario diariamente que es 8mg en los hombres adultos y 18mg en las mujeres en edad fértil. Los cereales que encontramos en el mercado son ricos en hierro, debido a su fortificación y mantenimiento en la corteza del grano, cuyo contenido es de 7 y 12 mg por cada 100 gr. Así mismo, la fibra por su origen vegetal reduce de forma significativa la absorción del hierro, por lo que se debe consumir el cereal con jugo de naranja recién exprimido y alcanzar el requerimiento adecuado.

El hígado de carne vacuna y la morcilla elaborada a base de sangre roja, son una fuente excelente de hierro, y es de fácil absorción ya que contiene 8 mg por ración, respectivamente. Además son alimentos de alto contenido de hierro, de origen animal que contiene hemoglobina, lo cual se traduce en un hierro listo para ser absorbido.


Las legumbres como la soja en grano y la lentejas son leguminosas que tienen más contenido de hierro no Hem, ya que tienen 7 y 8 mg por cada 100 gr. La absorción es menor a la del hierro de las carnes, pero como es más accesible, puede ser utilizada para prevenir anemias y otras carencias nutricionales.


Los vegetales verdes como las espinacas y acelgas contienen entre 3 y 4 mg por ciento de hierro de baja absorción, son alimentos más accesibles y tienen una composición que beneficia mucho al organismo que al combinarlas con cítricos ricos en vitamina C o carne, tienen una absorción mayor, permitiendo que el organismo aproveche más el hierro.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here