Subir de peso siempre será lo más sencillo y más si nos encontramos sometidos a tantas tentaciones al momento de comer. La comida saludable siempre será la mejor opción al momento de elegir llevar una dieta que nos permita mantenernos saludables y en óptimas condiciones. 
Los alimentos bajos en calorías, las verduras y las frutas serán nuestras grandes aliadas si se desea bajar de peso. Y si le adicionamos que debemos tomar siempre en consideración las cantidades y los portes de cada alimento que ingerimos, entonces vamos por buen camino. 
Para la mayoría de las personas, las dietas siempre resultan métodos efectivos al momento de querer bajar de peso sin tener que recurrir a formas más extremas como cirugías o excesivo ejercicio. Con una dieta lo que se busca es encontrar un punto de equilibrio entre lo que se consume, el horario y la cantidad de alimentos. 

¿Cómo hacer una dieta para bajar 30 en 90 días? 

En ella lo que se busca es hacer una lista de intercambios, es decir, indicar la cantidad de alimento que que se cuenta en una porción y la manera en cómo jugar entre los alimentos con el fin de que no se alteren las porciones que se indican en cada menú.

La solución definitivamente no es dejar de comer

Aunque te haga ruido, para bajar de peso debes mantener presente no dejar pasar las tres comidas que son un pilar importante cada día: desayuno, almuerzo y comida. 

No dejar pasar las horas sin comer

Es de suma importancia que no obvies las comidas ya que para realizarlas se deben manejar horarios constantes, por lo tanto se recomienda: 

  •  Desayuno: se debe consumir a eso de las 8:00 a.m o quizás un poco antes ya que no debe olvidarse que esta es la primera comida del día, con lo cual se hace la más importante para recuperar energías.
  • Almuerzo o comida: para ella  el horario recomendable es entre 12 m y 1:00 pm.
  • Comida/cena, esta se debe ingerir antes de las 07:00 pm no después de esa hora.

Tales horarios lo único que buscan es establecer determinados rangos de tiempo con el fin de equilibrar las comidas y garantizar que la carga de energía que recibe el cuerpo sea oportuna y balanceada. De seguro ya estás pensando en cómo enfrentar el ataque de ansiedad o el hambre entre las comidas, para ello es posible que ingieras alimentos que no sean pesados pero si saludables. 

Sugerencias alimenticias y sus características

Para llevar a cabo esta dieta, se deben agrupar los alimentos en seis categorías, de la siguiente manera: 
Harinas: arepa, pan, tostados, galletas, cereal, arroz, pastas, papa, leguminosas (frijoles, chícharos o arvejas, lentejas). Las harinas que regularmente utilizas para el desayuno como el pan, arepa, tostados o galletas, deben ser integrales.
Carnes: res, cerdo, pollo, pescado, atún. La carne de res y cerdo debe ser seleccionada, de tal forma que no contenga demasiada grasa. El pescado igualmente debe ser seleccionado o si lo compras entero, evitar consumir la parte que contiene mayor concentración de grasa. En cuanto al atún este debe ser en agua, no en aceite o salsas.
Lácteos: leche líquida, leche en polvo, yogurt, kumis, queso. Estos deben ser descremados, light o fitness.
Sustitutos: huevo, mortadela, jamón, salchicha. Solo debes consumirlos cocidos en agua o al  vapor, nada de freírlos en aceite o mantequilla.
Verduras: repollo, coliflor, brócoli, habichuela, zanahoria, cebolla, apio, pepino, tomate, zapallo o calabaza, espinaca. Este grupo es el único que cuenta con mayor libertad para su consumo, sin embargo no podemos caer en los excesos, principalmente al hablar de las frutas.
El consumo de leguminosas como frijoles, debe reducirse a solamente ½ pocillo en el almuerzo. 

La dieta no debe contener los siguientes alimentos 

Las grasas y los azúcares han quedado por fuera de la list de alimentos que mencionamos con anterioridad, ello implica que se deben  excluir las salsas, las frituras, los guisantes, la margarina o mantequilla, el helado, los chocolates, la miel, gaseosas, refrescos, es decir, todo lo que contenga grasa o dulce.
Pero se pueden sustituir por la hierba dulce azteca o stevia, jugos naturales de fruta sin azúcar o quizás endulzados con stevia, o bien, a bebidas cuyo contenido de azúcar sea 0% (presentaciones zero o light).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here