Si tienes sobrepeso cuando quedas embarazada, tienes un mayor riesgo de complicaciones. Según los Institutos Nacionales de Salud, el peso también hace que sea más probable que tenga un parto difícil y necesite una cesárea. Por esas razones, puede considerar perder peso durante el embarazo si su índice de masa corporal es demasiado alto. Pero la pérdida de peso durante el embarazo debe manejarse con cuidado. De hecho, en muchos casos, la pérdida de peso durante el embarazo puede significar un aumento de peso reducido durante el embarazo.

¿Es seguro perder peso durante el embarazo?

Los profesionales, siempre alientan a las mujeres a alcanzar un peso saludable antes de quedar embarazadas. Según las organizaciones de salud, incluso una pequeña cantidad de pérdida de peso puede marcar la diferencia. Perder peso antes de quedar embarazada es la mejor manera de disminuir el riesgo de problemas causados ​​por la obesidad. Perder incluso una pequeña cantidad de peso (5 a 7 por ciento de su peso actual) puede mejorar su salud general y allanar el camino para un embarazo más saludable.
Pero, ¿qué sucede si queda embarazada inesperadamente y su índice de masa corporal cae en las categorías de sobrepeso u obesidad? ¿O qué sucede si sigue una dieta saludable y un programa de ejercicios para bajar de peso y queda embarazada antes de alcanzar su meta?
Expertos aconsejan que si tiene sobrepeso u obesidad, no es necesario suspender una dieta saludable y un programa de ejercicio una vez que quede embarazada. La pérdida drástica de peso sería desalentada en el embarazo, pero una dieta saludable que consiste en ejercicio y control de porciones con comidas bien balanceadas se puede comenzar durante el embarazo. 

Consejos de dieta para perder peso durante el embarazo

Se aconseja que las mujeres embarazadas con sobrepeso continúen comiendo sabiamente y consuman grandes cantidades de vegetales mientras agregan algo de proteína adicional. Deben dejar de intentar perder peso sin abandonar su plan general para estar saludables. En cambio, hay que concentrarse en incorporar muchos alimentos de alta calidad y ricos en nutrientes a la dieta y la naturaleza se encargará de las cosas de forma natural.

  • Coma solo carbohidratos de granos enteros (arroz integral, quinua, trigo sarraceno). 
  • Limite los granos blancos y refinados.
  • Reduce tu consumo de azúcar. Elija solo azúcar natural, como fruta, pero limítese a dos porciones diarias. 
  • Combina el azúcar con una proteína (como la manzana y la mantequilla de maní) y trata de elegir frutas con alto contenido de fibra como las bayas, las manzanas o las peras. 
  • Limite los plátanos, mangos, piñas, sandías, uvas y cerezas.
  • Aumenta tu consumo de vegetales. Llena la mitad de tu plato con verduras a la hora de comer.
  • Coma proteínas magras como pollo, pescado, pavo, pero evite los alimentos fritos. 
  • Trate de consumir principalmente carne fresca y mariscos y carnes procesadas limitadas como tocino, salchichas y hot dogs.
  • No saltes comidas. Coma en un horario controlado para asegurarse de obtener una nutrición adecuada.

Ejemplo de Menú de dieta para perder peso durante el embarazo

Día 1

Desayuno: Muesli bajo en azúcar con Yogur natural y pocas rodajas de tu fruta favorita
Almuerzo:Ensalada de pollo con aguacate, vegetales de hoja verde y queso con aderezo balsámico y de aceite de oliva.
Cena:Un filete sin grasa, con una salsa fresca de champiñones y espinacas.
Opción de merienda:Huevo duro

Día 2

Desayuno: Huevo cocido o escalfado sobre pan integral con rodajas de aguacate.
Almuerzo: Envoltura de verduras que incluye pimientos rojos, verdes y amarillos, zanahorias ralladas, lechuga, tomate y un poco de humus.
Cena: Filetes de pollo rellenos de queso feta y una guarnición de verduras.
Opción de merienda: Galletas saladas con requesón.

Día 3

Desayuno: pan pita llena de huevos revueltos, tomate y queso feta o queso mozzarella: tú eliges.
Almuerzo:Mayonesa de pollo tostado sándwich en pan saludable.
Cena:Pizza con corteza de trigo integral, cubierta con tomates frescos y verduras de tu elección.
Opción de merienda: Palomitas de maíz hechas en casa.

Día 4

Desayuno: avena con miel y una fruta de tu preferencia.
Almuerzo:Sopa de verduras para esos días nublados. Tira la mayor cantidad posible de verduras en la olla.
Cena: Ya sea un guiso de carne o vegetales con arroz integral.
Opción de merienda: Barritas de avena

Día 5

Desayuno: Gofres de trigo integral ya preparados, con fruta y miel en la parte superior.
Almuerzo: Ensalada de cuscús con pepino, tomate y otras verduras que desee agregar.
Cena: Sushi de verduras (sin pescado crudo) para una comida nocturna.
Opción de merienda: Zanahorias y pepino con salsa de hummus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here