Los expertos coinciden a la hora de señalar que para mantener un estado de salud óptimo, lo ideal es mantener una dieta equilibrada, la cual debe ser variada y que contenga todos los nutrientes y vitaminas necesarios para que el organismo funcione de manera correcta.

Dentro de las vitaminas importantes y necesarias para el organismo, hay una que destaca pues va dirigida al buen funcionamiento de la vista y esta es la vitamina A. Dicha vitamina es un nutriente muy importante, indispensable para el crecimiento del cabello y para el buen mantenimiento de la piel, así como de las membranas de las mucosas.

Como mencionamos anteriormente, esta es necesaria para la visión y tiene gran importancia en el crecimiento de los huesos, de la reproducción y del desarrollo de los dientes. Si queremos obtener las cantidades adecuadas de vitamina A, es necesario consumir muchos de los alimentos que la contienen. En algunos casos se pueden recomendar suplementos para complementar las dosis, aunque estos pueden causar toxicidad en la persona, por lo que se debe consultar con un médico antes de tomar cualquier tipo de suplemento vitamínico.

Dentro de los beneficios que aporta la vitamina A a nuestra visión, podemos mencionar el detener la pérdida de la agudeza visual que viene con el envejecimiento, así como también ayuda a evitar el deterioro de la retina y protege la misma de posibles enfermedades. Reduce el riesgo de desarrollar algunas enfermedades oculares propias de la edad como lo es la degeneración macular y las cataratas. Nos ayuda a prevenir otras enfermedades relacionadas a la tensión ocular como lo es el glaucoma y mejora notablemente nuestra visión nocturna. La mejor forma de conseguir esta vitamina es mediante los alimentos, siendo la forma más accesible y además  brinda otros beneficios con el resto de los nutrientes que también se encuentran en ella.

Algunos de los alimentos que puedes incluir en tu dieta para disfrutar de las dosis necesarias de esta vitamina son las verduras tales como tomates, calabazas, camotes, nabos, col, plátanos, pimiento rojo, chícharos, zanahorias, hojas de mostaza, lechuga romana, endibias, brócoli, acelgas, etc. De los granos te podemos recomendar todos los cereales disponibles y la avena, mientras que al hablar de las frutas puedes incluir mangos, ciruelas, mandarinas, sandías, melón, duraznos y toronja rosada. Con respecto a los productos lácteos resaltan el queso, la leche y el yogurt.

Si eres de los que complementa esta vitamina con suplementos, debes tener cuidado ya que un exceso de vitamina A puede terminar en hipervitaminosis A, una toxicidad que produce esta vitamina lo que conduce a sequedad en la piel, pérdida del cabello, dolor de cabeza, fatiga, vómitos, pérdida del apetito y daño en el hígado. Si se abusa por mucho tiempo, se puede tener pérdida de la coordinación muscular, mareos constantes y visión borrosa.

También puede conducir a defectos en los fetos, por lo que es más recomendable obtenerla de alimentos, siendo más agradable y saludable y donde sólo obtendrás beneficios cada vez que la consumas. Para fortalecer tu dieta debes incluir alimentos que contengan omega 3 que es un ácido graso ideal para fortalecer la retina protegiéndonos del ojo seco y otras enfermedades degenerativas de la vista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here