Los alimentos que afectan la salud de la tiroides a menudo desempeñan un papel clave en su buen funcionamiento, por lo que tiene sentido comenzar allí cuando se pretende restaurar la salud de la tiroides. La comida puede ser tu amiga o tu enemigo cuando estás lidiando con problemas de tiroides, dependiendo de en qué comidas te estés enfocando.

A continuación les mostramos una lista de alimentos que pueden ayudar o dañar su tiroides.

Alimentos que ayudan a las tiroides

Aceite de coco: Para muchas personas, el simple hecho de comer más aceite de coco es suficiente para elevar la temperatura de su cuerpo y proporcionarles energía natural, lo que indica el poderoso papel que desempeña el aceite de coco en la salud de la tiroides.

Aceite de hígado de bacalao: La vitamina A biodisponible en el aceite de hígado de bacalao favorece especialmente la función saludable de la tiroides, ya que depende de una gran cantidad de vitamina A natural.

Mantequilla: Con su abundante suministro de vitamina A y yodo, la mantequilla permanece en los alimentos de la tiroides que nutren todo el cuerpo.

Huevos: Al igual que la mantequilla, los huevos son una fuente rica de vitamina A y yodo. Además, están en una excelente fuente de proteínas. Obtener muchos aminoácidos naturales a través de las proteínas es bueno para la tiroides.

Mariscos: La fuente más rica de yodo natural, el marisco jugó un papel importante en las culturas tradicionales asiáticas. Estas personas comían (altamente fermentadas, por supuesto) a diario, pero también comían muchos mariscos ricos en yodo para contrarrestar los antinutrientes de la soja. Las verduras marinas como el alga y el dulce son especialmente nutritivas, al igual que el caldo de pescado.

Alimentos que dañan la tiroides

Trigo y otros granos como centeno, cebada, mijo y avena: Ha habido alguna evidencia de la relación entre la sensibilidad al gluten y la mala función de la salud de la tiroides. Si tu tiroides no está en buena forma, probablemente estará mejor restringiendo la ingesta de gluten.

Verduras como el brócoli, la col rizada: Estas verduras son conocidas por sus propiedades supresoras de la tiroides porque contienen goitrógenos. La cocción completa los desactiva hasta cierto punto. No tienes que eliminar estos vegetales de tu dieta, pero sería prudente reducir su consumo si estás preocupado por la salud de tu tiroides.

Soja en sus muchas formas: La soja es un alimento poderoso. Incluso una pequeña porción de soja cada día es suficiente para suprimir la función tiroidea.

Café: La cafeína sobreestimula la tiroides e interfiere con la absorción de nutrientes que podrían beneficiar la salud de la tiroides. Es mejor limitar sus bebidas cargadas de cafeína como el café.

No olvides estos pequeños consejos para la salud de tu tiroides

Recuerde que independientemente de lo que estés o no estés comiendo, no comer lo suficiente es una forma segura de interferir con la función natural de la tiroides.

La dieta y la falta de alimentación son los principales contribuyentes a los desequilibrios de la tiroides, así que asegúrate de comer muchos alimentos reales para tu nivel de actividad y estilo de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here