El momento de ser madre uno de los más amenos y placenteros. Darle de comer a ese pedazo de cielo es una experiencia maravillosa, por eso es importante cuidar la alimentación con el fin de evitar que algunos alimentos modifiquen el sabor de la leche materna. Mucho de lo que come la madre influye en el olor, sabor y cantidad de la leche que produce la madre.

Está demostrado que las partículas del sabor son capaces de ir y atravesar la barrera plaquetaria, por lo que durante su estancia en el útero, el feto traga líquido amniótico con sabor de forma habitual, pero no voluntaria, en este momento él no puede hacer nada, pero cuando se trata de la leche materna, si puede rechazarla si le desagrada el sabor.

Alimentos que amargan el sabor de la leche materna

Ajo

Es mucho lo que se ha investigado sobre cómo el sabor de algunos alimentos puede impregnar el sabor de la leche materna. Hace más de 20 años se utilizaba una dieta con ajo para hacer que los niños dejaran de lactar. El ajo puede llegar a amargar el sabor de la leche, está adopta su sabor y olor, no se sabe a ciencia cierta porqué, pero esta es una realidad. Evita comer ajo en grandes cantidades mientras estés amamantando pues quizás a tu bebé no le emocione mucho la idea.

Espárragos

Los alimentos verdes y saludables durante el periodo de lactancia no son muy recomendables, por muy extraño que parezca los espárragos, pueden llegar a amargar y darle un sabor un tanto extraño a la leche materna, haciendo que el bebé la rechace de forma directa. Se dice que este sabor a diferencia del ajo desaparece mucho más rápido, pero aun así debes evitarlo si no quieres modificar el sabor de la leche. Obviamente se pueden consumir en cantidades razonables, pues de esta forma no hacen daño.

Cebollas

Al igual que el ajo, la cebolla afecta tanto el sabor, color y olor de la leche, volviéndola mucho más amarga y con un olor un tanto desagradable. La cebolla no es para nada recomendable para la dieta de una mujer en periodo de lactancia. El efecto de esta en la leche puede durar solo horas, pero dependiendo del consumo podríamos estar frente a una situación más complicada en donde la leche conserve el sabor por días.

Alcachofas

Según sea el consumo las alcachofas pueden influir de forma incorrecta sobre el sabor de la leche, es importante que si bien se consuman se hagan de forma moderada. Dependiendo de lo que consumas mayor será la modificación del sabor, las alcachofas son unos de los alimentos que peor sabor le dan a la leche, variando su color, olor y hasta la textura, en su mayoría los bebés pueden llegar a rechazar el vital líquido debido a su mal sabor.

Coles de Bruselas

Estos alimentos no son muy buenos para las mujeres en periodo de lactancia, ya que poseen un sabor muy fuerte que se va directamente a la leche, al igual produce una gran cantidad de gases que pueden ser realmente molestos. Por eso es importante que no se consuma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here