Para el cuerpo humano es vital la absorción de minerales, como por ejemplo el calcio, que encontramos fácilmente en la vitamina D, una vitamina que influye de forma considerable en cuanto al desarrollo de las células, el fortalecimiento óseo y el sistema inmunológico. Aunque la vitamina D es necesaria y vital para mantener la calidad de vida de las personas, se deben mencionar algunos parámetros para asegurar una buena asimilación.

Cuando una persona no tiene los niveles de vitamina D, corre el riesgo de desarrollar enfermedades como el cáncer y la osteomalacia, se está más expuesto a las infecciones, pues el sistema inmune no está en las condiciones correctas para responder.

Por otro lado, es peligroso tener altos niveles de vitamina D en el cuerpo, ya que el calcio se puede absorber en niveles elevados, formando cálculos renales y se está más expuesto a sufrir de un paro cardíaco. Según estudios, hay grupos de personas que son vulnerables a padecer niveles malos de vitamina D en el cuerpo, donde se pueden mencionar a los bebés, quienes dependen de la cantidad de vitamina de la madre y que se transmite a través de la lactancia.

Ante esta situación con los bebés, muchos doctores recomiendan exponerlos a la luz solar al menos 10 minutos en sus primeros días de vida para reducir esta afección. Los adultos mayores también son sensibles al exceso de vitamina. Esto viene dado por el hecho de que la piel está envejecida y no genera la vitamina D de forma natural al estar expuesto al sol. En este caso se debe reparar la deficiencia mediante los alimentos.

Cuando mantenemos los niveles adecuados de vitamina D, se mantiene una buena salud en general y los alimentos son los principales protagonistas para ello, es por eso que a continuación te recomendamos algunos alimentos ricos en vitamina D.

Lista de alimentos que aportan vitamina D

El aceite de hígado de bacalao es el indicado cuando se quiere aportar 1000 IU por cada 100 gramos consumidos, además estarás aportando al organismo de forma adicional vitamina A.

El pescado es un alimento excelente para los humanos por sus grandes  cantidades de nutrientes y minerales. Muchas personas necesitan incorporar vitamina D y esta es una de las mejores maneras. Consumirlo crudo puede aportar mayores proporciones de esta vitamina, ya que son mejores los cortes grasos que los magros. Si consumes pescado enlatado en aceite, se conserva mejor la vitamina D contrario al que viene conservado en agua.

Los cereales fortificados son una pieza esencial en el desayuno de muchas personas, por lo que es sencillo incorporarlos junto a algún lácteo para proporcionar la vitamina D al organismo. Las ostras son otra fuente de vitamina, siempre que se coman con moderación. Estas también incorporan al organismo minerales como el hierro, selenio, manganeso y zinc. El caviar también aporta mucha vitamina D al organismo, aunque se puede aumentar cuando se ingiere con sushi. Los productos de soya enriquecidos ya vienen fortificados con vitamina D.

Dependiendo del alimento, la cantidad puede variar pero en líneas generales son beneficiosos para el organismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here