La vitamina K es una vitamina liposoluble que tiene un papel fundamental en la coagulación de la sangre y en la síntesis de proteínas óseas. Al presentar una deficiencia en esta vitamina se pueden presentar enfermedades del corazón, debilidad ósea, cáncer y caries dental.

Gran parte de la vitamina K que tenemos en nuestras dietas viene de las bacterias intestinales que ya tenemos, ya que muchas veces los niveles de vitamina K dependen de la salud de tu intestino. También debemos saber que hay dos tipos de vitamina K y se obtienen a partir de la dieta, la vitamina K1 y la K2. La vitamina K1 la podemos encontrar en los vegetales y la vitamina K2 o menaquinona se encuentra en productos lácteos, producidos por las bacterias en el intestino.

Para complementar o añadir más vitamina K a tu dieta, debes ingerir aquellos alimentos ricos en vitamina K2 pues es en los que se ha demostrado que tienen mayores beneficios para la salud que los que tienen K1. También podemos encontrar una versión sintética, la vitamina K3, la cual no es recomendable. El consumir alimentos ricos en vitamina K apoya y mantiene la salud del corazón, mejora la densidad ósea, ayuda a la restauración oral, combate el cáncer y ayuda a reducir las infecciones.

Se recomienda una dosis diaria de vitamina K de 120 mcg/día en los hombres y 90 mcg/día para las mujeres. Algunos de los alimentos ricos en esta vitamina junto a sus beneficios son presentados a continuación.

Lista de alimentos que aportan vitamina K

Los tomates desecados son la opción indicada para agregar en ensaladas, salsas, pastas, pizzas y sándwiches. Se pueden utilizar de diferentes maneras y una taza de los mismos puede aportar el 29% de la cantidad recomendada diaria, además de ser una fuente de licopeno, vitamina A, C, hierro y calcio.

El apio es una hortaliza que tiene un sabor característico, además de ser fácil de preparar, resulta genial a la hora de meriendas rápidas y saludables. Se puede consumir como un snack con un poco de hummus o mantequilla de frutos secos. Además, se puede agregar en ensaladas y puede aportar un 15% de la ingesta recomendada, siendo una excelente fuente de antioxidantes, ácido fólico, potasio y calcio. Contiene solo 6 calorías, por lo que se puede comer en cantidades más grandes sin preocupaciones por el aporte calórico.

La okra es otra excelente opción, ya que media taza en rodajas aporta 43% del total recomendado diario. Se puede ingerir con sopa de tomate, maíz, camarones o arroz. Los arándanos son un alimento saludable que podemos agregar a la dieta ya que están llenos de potasio, fibra, hierro, cobre, zinc y diferentes antioxidantes. Puedes agregar una taza de arándanos al día y estarás obteniendo fácilmente un 36% del valor recomendado. Es una fruta versátil que se puede comer sola o mezclar con yogurt, ensaladas o avenas, obteniendo meriendas saludables y deliciosas.

La salvia seca se puede utilizar para darle sabor a la cocina de vez en cuando, siendo una gran fuente de vitamina K, además estarás disfrutando de los beneficios antioxidantes y anti-inflamatorios que tiene.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here