Tener una alimentación adecuada durante la menopausia puede ayudarte a reducir los factores de riesgo que favorecen algunas enfermedades cardiovasculares y osteoporosis, al mismo tiempo que te ayudan a mantenerte en forma. Se puede definir la menopausia como el día en que la mujer tiene la última menstruación, con una duración aproximada de 24 horas. Los síntomas son muy similares a los que experimentan las mujeres durante el embarazo, los cuales incluyen sudores, mareos, vértigos y palpitaciones. En algunos casos también se presenta ansiedad e insomnio, siendo de los principales síntomas para quienes la experimentan.

En la actualidad, el riesgo de osteoporosis se puede incrementar durante esta etapa, por lo que se hace fundamental la prevención de la misma durante la adolescencia, donde se adquiere la mitad de la capital óseo. Para prevenir esta enfermedad es necesaria una buena absorción de calcio, en una alimentación equilibrada y variada que aporte las cantidades necesarias, para que llegara la menopausia se eviten ciertos problemas de salud. La testosterona y serotonina son esenciales durante todo el proceso. con la primera se mantiene la calidad ósea y muscular, mientras que con la segunda mejoraras el ánimo, tendrás un mejor sueño y no tendrás tantos episodios de sofoco.

Algunos alimentos que puedes incorporar a tu dieta son los siguientes que te ayudan a combatir algunos de los molestos síntomas de la menopausia, haciéndola una etapa disfrutable de la mejor manera. Los guisantes aportan cumesteranos, otros fitoestrogenos necesarios. Como es una legumbre fresca ayudan a mantener en orden la flora intestinal, además son ricos en proteínas necesarias para la formación de los huesos. Se puede incorporar 2 veces a la semana bien sea como comida principal o como acompañante. El tempeh se elabora con granos de soja, pero el de los garbanzos se digiere de forma más sencilla y es recomendado por sus probióticos.

Las semillas de lino ayudan a mantener la actividad estrogénica al ser ricas en lignanos, también alivian muchos de los síntomas que tienen las mujeres ante los cambios hormonales. La alfalfa u otro tipo de germinados al día ayuda a enriquecer al organismo de hierro y enzimas, siendo también una fuente de fitoestrógenos que mantienen la actividad estrogénica. Los frutos secos en general favorecen la fabricación de serotonina en el intestino, todo es gracias a las grasas saludables y al aporte de triptófano. Otras semillas muy recomendadas son las de girasol, que ayudan a prevenir la pérdida de tejido óseo y masa muscular. Además se pueden ingerir de diferentes formas que permiten un mejor aprovechamiento de grasas y otros nutrientes.

El plátano se recomienda ingerirlo verde en vez de maduro por su riqueza de almidón resistente, de esta forma el intestino no puede absorberlo y sirve para las bacterias buenas del colon. Por tener triptófano mejora la formación de serotonina. Los caldos y sopas son la mejor opción para mantenerse nutrido hidratado. Se les puede agregar una variedad de ingredientes que te aportan muchas vitaminas y minerales necesarios, además te calientan durante el invierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here