El ácido ascórbico, mejor conocido como vitamina C, es uno de los elementos nutricionales más importantes y populares que necesita  nuestro organismo. Cuando hace frío o hay mucha lluvia, se debe comenzar a tomar vitamina C, esto con el fin de reforzar nuestro sistema inmune y evitar odiosas enfermedades, como virus y gripes ya que una buena dosis de vitaminas podría prevenir un resfriado. En altas dosis podría llegar a ser peligrosa para los riñones, pero esto es en casos extremos. Lo que muchos no saben es que la vitamina como tal no evita los resfriados, ni los trata y tampoco los controla. Lo que sí está comprobado es que dicha vitamina ayuda a la regulación del sistema inmune y ayuda al crecimiento y regeneración de los tejidos del cuerpo.

No es necesario que la consumas solamente en suplementos, ya que puedes crear una deliciosa dieta donde agregues los alimentos claves que te proporcionen una buena dosis de vitamina C. Uno de las mejores cosas que puedes hacer por tu piel, corazón y sistema inmunológico, es agregar esta vitamina a tu dieta diaria.

De igual forma los expertos indican, que es un excelente antioxidante y ayuda a luchar contra las marcas que nos deja el reloj del tiempo en la piel.

Uno de los alimentos más ricos en vitamina C son las frutas, estas ayudan a tu cuerpo suministrando  una gran carga de vitaminas y minerales. Quizás en este momento estarás pensando en una naranja o en un limón, pero no, lastimosamente este tipo de frutas no tienen la gran cantidad de vitamina C que se cree.

Según un estudio realizado por BBC Focus, una afamada revista científica, dio a conocer una lista de 10 frutas que contienen una gran cantidad de vitamina C. Para esto realizaron los estudios y las investigaciones necesarias para poder indicar el nivel de vitamina C que estas contenían. Este nivel de vitamina C, es por cada 100 gramos de frutas.

Las primeras 5 frutas que tienen una gran cantidad de vitaminas y minerales son:

La guayaba, esta rosada fruta, contiene la nada despreciable cantidad de 228 mg de vitamina C, y puedes consumirla entera o en jugo, es deliciosa y muy versátil.

En segundo lugar conseguimos a la grosella negra, esta deliciosa baya contiene aproximadamente unos 200 mg. No solo es rica en vitamina C, también contiene una gran cantidad de otras vitaminas y minerales, además son una verdadera delicia al paladar.

El pimiento rojo, a pesar de que no es una fruta como tal, contiene una importante cantidad de vitamina C, alrededor de unos 190 mg. El pimiento puedes consumirlo en salsas bajas en grasa, secos como condimento y crudos. Una verdadera delicia.

El chile, no solo son el vegetal favorito de los mexicanos, sino que también contiene una gran cantidad de vitamina C, aproximadamente 144 mg.

El perejil es delicioso, y le da un toque a la comida bastante especial. En valores nutricionales tenemos que contiene unos 120 mg de vitamina.
Otras frutas y verduras que también aportan su grano de arena para agregar vitamina C a tu cuerpo tenemos el Kiwi, que nos aporta unos 93 miligramos, la Col rizada también conocida como repollo, el cual contiene unos 93 miligramos de vitamina C, el brócoli, el repollito de bruselas y por último la frutilla o la fresa, con 80 miligramos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here