Las xantinas son sustancias que se presentan de forma natural en algunos alimentos, produciendo un efecto estimulante en el sistema nervioso. Dentro de las sustancias más conocidas tenemos la cafeína, la teobromina y la teofilina, compuestos que encontramos en las plantas del café, del mate, del té y en el cacao. Consumir estas sustancias puede traer excelentes beneficio pues nos ayuda a despertarnos en la mañana, así como a concentrarnos cuando necesitamos emplear mayor atención. Además tienen un efecto antiinflamatorio y broncodilatador, por lo que pueden ser empleadas en pacientes con asma incluidas como compuesto de sus fármacos.

Dependiendo de la forma en que se ingieren estas sustancias, se pueden obtener otros beneficios adicionales como por ejemplo: al consumir chocolate negro, alimento que concentra mayor cantidad de xantinas, nos estamos beneficiando con los flavonoles que son los que actúan en el corazón relajando su musculatura y al mismo tiempo dilatan los vasos sanguíneos, reduciendo considerablemente la presión sanguínea. El té y el mate contienen minerales y vitaminas, cuyo efecto es antioxidante, diurético y digestivo.

Muchos estudios demuestran que el café puede reducir los riesgos de padecer Alzheimer, Parkinson y otras enfermedades. En España, las bebidas que más xantinas naturales contienen son el café y el té, siendo estos los más consumidos por la población en general. De la planta de café, se utilizan las semillas desecadas y tostadas con las que se obtiene la bebida habitual, que puede contener aproximadamente unos 100 mg de cafeína por taza. Con el té, se utilizan las hojas desecadas sometidas a procesos de fermentación, lo que puede contener hasta 50 mg en una taza, así como algo de teofilina.

 

Además de tomar las xantinas de forma natural, se pueden encontrar en bebidas carbonatadas como lo son las bebidas de cola o en las que conocemos como bebidas energizantes. Todas estas bebidas están compuestas por cafeína, y tienen un efecto estimulante que puede ser altamente peligroso, ya que este se encuentra potenciado por el bicarbonato y el dióxido de carbono que forma parte también de su composición. El consumo de las xantinas lo logramos de forma fácil actualmente gracias a las bebidas de cola, ya que en una bebida de 350 ml podemos encontrar hasta 50 mg de cafeína.

Todas estas sustancias están diseñadas para actuar como estimulantes del sistema nervioso central, con una dosis entre 150 a 300 mg produce una estimulación de las funciones psíquicas, retardando la inducción al sueño y facilitando numerosos trabajos intelectuales. Quienes abusan de estas sustancias se están produciendo trastornos gástricos bien sea acidez y ardor, además de estados nerviosos caracterizados por el insomnio y la excitabilidad.

Estas sustancias crean tolerancia con facilidad y se potencian con cualquier tipo de estimulante produciendo dependencia psíquica, lo que se puede observar casi de forma instantánea en los niños que han consumido bebidas de cola.

Para aprovechar al máximo los beneficios de las xantinas, es mejor tomarlas en su forma más natural como lo son las infusiones de té, el café y el mate, ya que estas bebidas han formado parte de nuestra cultura social, están exentas de químicos y han aumentando su importancia con el pasar del tiempo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here