Muchas personas que quieren mantenerse en forma deben tener en cuenta lo que comen, asegurando los mejores resultados posibles y la eliminación de los centímetros extra en el abdomen. Al seleccionar los alimentos adecuados, se puede mantener una dieta balanceada, combinada con ejercicios y así lograr los mejores resultados.

Para muchas personas la pancita o barriga, es lo primero que empieza a engordar al subir de peso, convirtiéndose en lo más difícil de rebajar al hacer dieta y ejercicios. Esto es principalmente porque hay muchos alimentos que consumimos en nuestro día a día, que van directamente al abdomen, haciendo que la barriga crezca rápidamente. Algunos de los alimentos que están saboteando tu dieta y rutina de ejercicios podrían ser los siguientes:

La granola y barras bajas en calorías. Aunque resulta una mejor opción antes de comer una galleta, la diferencia de azúcar y calorías puede ser mucha. Diversas investigaciones se han realizado con respecto a esté tema, ya que se ha podido demostrar que dichos alimentos contribuyen al aumento de peso en vez de su pérdida, ya que al pensar que son dietéticos, se abusa de su consumo. Lo más recomendable será leer las etiquetas y optar por una fruta, en vez de una barra de energía.

El arroz es un carbohidrato, por lo que se debe tener cuidado. Aunque es saludable, las porciones y la combinación realizada en las comidas son las que hacen la diferencia. Según expertos y nutricionistas, lo recomendable es comer media taza de arroz con una taza de espinacas crudas.

El refresco y la cerveza en sus presentaciones light, sin azúcar o de sabores, son los que se van directo a nuestra barriga y ahí se quedan. Si tu meta es bajar las medidas de la cintura, es aconsejable cambiar cada vaso de refresco por uno de té o agua. Quienes aman la cerveza, ahora deberán encontrar otro tipo de bebida alcohólica, ya que esta se queda en la zona abdominal junto al refresco. Aunque dichas bebidas sean sabrosas, la grasa abdominal es muy peligrosa, por lo que debemos controlar su consumo.

Los embutidos son difíciles de procesar para nuestro cuerpo, por lo que pueden pasar un tiempo acumulados en nuestro abdomen. No importa que sean de pavo o sean una versión más sana de los que normalmente encontramos, si realmente deseas deshacerte de esa pancita, deberás eliminarlos de tu dieta.

La harina blanca es un enemigo de tu cuerpo, aunque hay que acotar que no todos los carbohidratos son enemigos. Evita consumir alimentos como el pan, galletas, pastas, cereales y otros que estén hechos con harina blanca. En esta categoría se incluyen la pasta, masa de pizza y sándwiches.
Otros alimentos que pueden sabotear el proceso de adelgazar y mantener un abdomen plano son las tortillas, los aderezos que utilizamos en ensaladas, helados, mantequilla y otros alimentos que sean altos en sal. Puede ser muy difícil deshacerte de estos alimentos, pero si se desean conseguir resultados, se debe tomar el compromiso y las buenas desiciones que nuestro cuerpo siempre lo agradecerá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here