El cuerpo humano está formado por 206 huesos, 26 de ellos pertenecen al cráneo, por lo que el cuidado de estos huesos es importante y amerita que empecemos desde muy temprana edad para evitar disminuir la densidad ósea en el cuerpo, por lo que se recomienda llevar una vida saludable a través de alimentos que nos proporcionan nutrientes importantes para el cuidado de los huesos como lo son el Calcio y la vitamina D, así como la vitamina K que gracias a las últimas investigaciones conocemos que dicha vitamina es super esencial para ayudarnos a llevar el calcio a esas áreas donde de verdad el cuerpo lo necesita.

Nuestro cuerpo requiere de dos nutrientes necesarios para fortalecer los huesos, estos son el calcio y la vitamina D. El calcio fortalece nuestra estructura ósea y los dientes, mientras que la vitamina D mejora el crecimiento de los huesos y la absorción del calcio. El cuerpo puede obtener el calcio a través de los alimentos, mientras que la vitamina D proviene un 30 % de los alimentos y el resto los produce nuestro cuerpo gracias a la exposición a la luz solar.

Estos dos nutrientes están muy relacionados con la salud ósea del ser humano, cuando el cuerpo no obtiene o consume estos dos minerales, el cuerpo corre el riesgo de desarrollar osteoporosis. La osteoporosis es una enfermedad por lo que es importante conocer los alimentos que son ricos en calcio y vitamina D para incluirlos en nuestra rutina alimenticia diaria. Los lácteos, para asegurar el aporte de calcio debes consumirlos, y por lo menos un vaso de leche al dia o sus derivados como el yogurt o el queso. La leche de soja también es recomendada y aunque su aporte es menor al de la leche entera, es rica en Vitamina D.

La leche es la fuente de calcio más tradicional y la que aporta más nutrientes, así que es importante consumirla en nuestro primeros años de vida para un buen desarrollo y crecimiento, también podemos conseguir dichos nutrientes en el queso parmesano, las sardinas, anchoveta, o la cabrilla, mientras que en la parte vegetal lo obtenemos del ajonjolí, la kiwicha, las almendras, los berros, las hojas de col, las espinacas y los higos secos.

Otros alimentos ricos en vitamina D y calcio, son los pescados como el salmón rojo que tiene vitamina D además de tener Omega 3, así que tenemos dos razones para incluirlo en nuestra alimentación, El atún enlatado también posee una fuente importante de vitamina D, los huevos y cereales como los integrales con nueces, pasas y granos enteros, tienen vitamina D hasta una cuarta parte de lo que nuestro cuerpo necesita.

Los aceites de pescado, la mantequilla, la crema de leche, el hígado, el germen de trigo y los champiñones son otros de los alimentos que contienen calcio y vitamina D, sin embargo los alimentos estrellas son el aceite de hígado de bacalao y las sardinas ya que nos aportan esta vitamina en más cantidad. Pero a todas estas el calcio y la vitamina D no son suficientes sino le agregamos vitamina k a nuestro cuerpo, esta vitamina se encuentra en las verduras de hoja verde oscura como las espinacas, el brócoli, la lechuga, el perejil, el aguacate y los kiwis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here