El hígado es un órgano vital para nuestro organismo, ya que gracias a él nuestro cuerpo puede eliminar de forma efectiva todas las sustancias tóxicas, limpia la sangre y convierte todos los alimentos en energía, es por ello que debemos cuidar del mismo para que se mantenga de forma óptima. Muchos consideran que el hígado es el filtro del cuerpo, y que actúa ayudándonos a mantener fuera todas las sustancias nocivas.

Es la glándula más grande del cuerpo y alguna de sus otras funciones pueden ser: disolver los hidratos de carbono y proteínas complejas, contribuye con una absorción correcta de la grasa en los intestinos y ayuda a desintoxicar el cuerpo. La inflamación del hígado puede ser por una infección viral, como lo son las hepatitis A,B,C,D y E. También se puede presentar por la hepatitis alcohólica, una afección común en personas alcohólicas o que beben exceso de alcohol.

También se puede presentar inflamación al estar bajo la influencia de drogas durante un largo período de tiempo, así como la exposición constante a diversos productos químicos. Algunos de los síntomas que se presentan cuando este órgano se inflama pueden ser la fatiga, el cansancio, algunos problemas abdominales y gástricos e irritación en la piel, por lo que se debe estar pendiente a cualquiera de estos síntomas.

Para tratar la inflamación del hígado se debe determinar la causa de la misma, aunque se pueden incluir ciertos alimentos que ayudan de forma natural a tratar los síntomas. Dichos alimentos favorecen la desinflamación del hígado, aunque se debe mantener una dieta equilibrada si sufres de este problema, incluyendo alimentos depurativos como lo son:

Las verduras ayudan a limpiar y revitalizar el hígado, expulsando todas las sustancias tóxicas, por lo que se recomienda su consumo 2 veces al día, especialmente crudas para mantener sus propiedades depurativas. Entre ellas se pueden mencionar las zanahorias, alcachofas, remolacha, cebolla, brócoli y espinacas.

Las frutas son básicas en la dieta cuando se quiere limpiar el hígado, gracias a todas las propiedades antioxidantes y vitaminas que contienen. Muchos recomiendan la naranja, fresas, manzana, limón, uvas, arándanos, pomelo, aguacate, etc.

Los pescados azules ayudan a mantener el hígado limpio, colaborando con el proceso de eliminación de líquidos sobrantes del organismo; entre ellos el salmón, atún, sardina o trucha.

Los cereales integrales son aliados para mantener la buena salud del hígado, ya que no tienen grasas y ayudan a bajar los niveles de colesterol. Las infusiones son ideales gracias a todas sus propiedades estimuladoras y depurativas de la bilis, por lo que ayudan a purificar el hígado. Se pueden mencionar las diente de león, el boldo, cardo mariano, salvia y el te verde. Por otro lado, se debe mantener una buena hidratación durante el día para evitar posibles complicaciones.

Algunos alimentos que se deben evitar por el correcto funcionamiento de todas las funciones esenciales del hígado son: las carnes rojas, los alimentos muy grasos como lo son los embutidos, la bollería, snacks, etc; algunos alimentos congelados y procesados, la leche entera, las bebidas carbonatadas y azucaradas, el consumo de alcohol y los alimentos fritos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here