La fructosa es muchísimo más dulce que el azúcar y además de esto es más saludable que la misma, es un tipo de carbohidrato simple a la que también se le conoce como levulosa o azúcar de fruta. Este tipo de azúcar científicamente tiene la misma fórmula química de la glucosa, la cual es la azúcar en la sangre, pero es un tipo de azúcar saludable que nuestro cuerpo procesa más fácilmente estimulando a las papilas gustativas produciéndose una sensación dulce. Las frutas son las principales fuentes de fructosa que existen, pero no son la única disponible.

¿Qué alimentos contienen fructosa?

Cuando hablamos de fructosa lo primero que se nos viene a la mente es el azúcar natural. Pues bien, está azúcar de estilo simple se encuentra principalmente en las frutas como las manzanas y las bananas, los zumos de frutas, la miel y en varias hortalizas como la zanahoria. En la actualidad la fructosa se usa frecuentemente como un edulcorante natural. Pero esta costumbre no es nueva, de hecho data de muchos años atrás. Aproximadamente desde mediados del siglo XIX, representó un alivio para las personas con diabetes y para las personas que deseaban mantener y controlar su peso.

La fructosa en su forma pura se puede comprar fácilmente en cualquier supermercado, y usarse igual que el azúcar refinada común. Con ella se pueden hacer muchos productos procesados, como jugos, lácteos y postres, las conservas y mermeladas también pueden hacerse con fructosa.

Alimentos ricos en fructosa

Frutas

Como ya mencionamos anteriormente, la fructosa se encuentra en las frutas de forma natural, dándole ese sabor dulce y delicioso que tanto nos encantan. Las que más poseen fructosa son las manzanas, el agave, los plátanos, las bananas o cambures, las uvas y algunos cítricos. Las uvas son una de las frutas que más contienen fructosa por eso su consumo debe ser un tanto limitado después de las seis de la tarde. Cualquier alimento hecho a base de frutas, por lo general contiene una cantidad bastante importante de fructosa. Otras frutas que también contiene fructosa pero en una cantidad menos elevadas, son las sandías, las bayas y los melones, de igual forma frutos como las frambuesas, las moras y los arándanos no la poseen en gran cantidad.

Frutas Desecadas

Este tipo de frutas que pasan por un proceso de conserva o de horno contienen fructosa. Entre ellas encontramos las piñas, manzanas, peras, los  higos, dátiles, las pasas, entre otros. En este tipo de presentación contienen una mayor cantidad de la misma, lo que hace que deban ser consumidas con moderación.

Bebidas y Jugos de frutas.

El café, las gaseosas y las bebidas carbonatadas contienen una cantidad exagerada de fructosa y azúcar, por lo cual deben ser muy limitadas. Se deben preferir siempre los jugos hechos de fruta, como el de manzana y pera, pero deben ser naturales y no contener azúcar pues ambas frutas poseen gran cantidad de fructosa lo cual es suficiente para un rico jugo. El Jugo de uva también posee una gran cantidad de fructosa, seguido del de mango y el de pomelo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here