Muchos desean tener una piel joven y saludable en todo momento, es por ello que se aconseja incluir en la dieta cotidiana algunos alimentos que aporten los nutrientes esenciales capaces de beneficiar y proteger tu piel en todo momento, comenzando desde el interior, ya que no importa cuántas cremas y tratamientos realices, si no cuentas con buena salud interna, el resultado no será el mismo.

 

El secreto para una piel siempre saludable y radiante, y que al mismo tiempo se puedan retrasar los signos del envejecimiento no se encuentran en la genética o en el uso de productos estéticos como mencionamos anteriormente. Se debe principalmente cuidar la piel a diario con la dieta, ingiriendo alimentos que contengan todos los elementos que benefician a la piel y la protegen de todos los agentes externos, bien sean el frío, la exposición solar y demás factores ambientales que pueden afectarla de forma directa.

 

Además de los alimentos, es recomendable mantenerse siempre hidratado para que el organismo esté en buenas condiciones y para eliminar todas las toxinas fácilmente. También debemos dormir el número de horas recomendadas por los expertos. Así mismo, realizar actividades físicas de forma regular, manteniendo siempre una dieta equilibrada. Los cítricos son ricos en vitamina C, que es un poderoso antioxidante que interviene en la formación del colágeno, proteína necesaria para mantener la elasticidad y firmeza de la piel.

La vitamina C también la puedes encontrar en algunas verduras tales y como los pimientos, la col y otras frutas como los wiki. Si no quieres que se pierda la vitamina, mantén los cítricos en lugares frescos y solo retira la piel al momento de ingerirlos. Las verduras son más recomendadas al vapor. La zanahoria es una excelente fuente de betacaroteno, un precursor de la vitamina A que ayuda a reducir las arrugas y la flacidez. Su consumo puede ser mejor antes de exponerse al sol para conseguir un bronceado duradero y uniforme, ya que tiene propiedades fotoprotectoras.

 

El tomate es uno de los alimentos con mayor concentración de licopeno, elemento que protege las células frente a los daños que podrían surgir por la acción de los radicales libres, además tiene una acción preventiva contra el desarrollo de algunas patologías como el cáncer de próstata y las enfermedades cardiovasculares. Las propiedades se mantienen mejor cuando se consume este alimento cocinado. Los frutos rojos son ricos en vitamina C y flavonoides, por lo que son excelentes al hablar de propiedades antioxidantes, evitando la destrucción celular y así un envejecimiento prematuro.

 

Los frutos secos contienen vitamina E y se encargan de reducir la oxidación celular. Las nueces por ejemplo, son ricas en cobre, un potente antiinflamatorio. El aceite de oliva y las verduras de hoja verde por su contenido de vitamina E, protegen las células contra el estrés oxidativo. Los huevos y la carne son los que aportan proteínas al organismo, los que frenan la pérdida del tono muscular y el descongelamiento de la piel. Además contienen vitamina B6 y selenio, que se encargan de que la piel no envejezca de forma prematura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here