Durante el embarazo las mujeres pueden llegar a experimentar el temor de tomar decisiones erróneas en su alimentación que puedan poner en riesgo la salud del bebé. Por eso es importante tener en claro cuáles son los alimentos que se deben evitar durante el embarazo, para que asi puedas encontrarte más tranquila.

Pescado

Los pecados pueden ser muy peligrosos para una mujer embarazada, y más si están mal cocinados. Los pescados con un gran contenido de mercurio son la peor opcion que puedes escoger. Entre ellos se encuentra el pez espada, el Pez Tiburón, la caballa también conocido como King Mackerel y el blanquillo o tilefish. Los pescados refrigerados o ahumados tampoco son una buena opción. Si un pescado no está cocinado hasta emanar vapor, entonces no está bien cocido y es una potencial bomba de peligro para tu bebe.

Si aún sabiendo esto, tu bebé te traiciona con un antojo alocado de pescado, no te preocupes; cocina un trozo de pescado como el salmón a una temperatura de 63 grados centígrados o 145 grados fahrenheit, hasta que tome un color caramelo y por dentro se encuentre seco y opaco, así ya está apto para que lo comas.

Carnes y aves crudas o mal cocinadas.

No importa qué tipo de ave o carne sea, si está mal cocido es potencialmente peligroso para tu cuerpo y para tu bebe, si no tiene una perfecta cocción es una fuente interminable de enfermedades para tu cuerpo. No importa si es un bistec, pavo, pechuga o lo que sea, siempre asegurate de que estén bien cocinadas y que sean trozos magros.

Embutidos:

Todos los embutidos deberían restringirse de la dieta, ni siquiera los jamones de los que aseguran son bajos en grasa, pues ninguno lo es, e incluso contienen una cantidad absurda de sal y grasa, por eso debes evitarlo. Durante el embarazo el consumo de sal es potencialmente peligroso, puede hacer que te sientas inflamada, hinchar tus pies y mantener tu presión arterial elevada. Evita el jamón, el rosbif, el pavo, las salchichas, mortadela, paté y el jamón serrano en la medida de lo posible.

Los embutidos ahumados tampoco se salvan, evita a toda costa el chorizo, el salami, entre otros.

Huevos medio crudos o mal cocinados.

De nuevo, todo o medio crudo es fatal para tu cuerpo durante en embarazo. Evita todos los productos que contengan huevos crudos en su composición, dile adiós por nueves meses, a la mayonesa, el merengue, helados, ponche de huevo, mousse de chocolate, a las masas de postres y aderezos de tipo césar. De igual forma asegúrate de que tus huevos estén bien cocidos.

Queso

Los quesos blancos no pasteurizados son una fatal opción para una mujer embarazada. Evita el queso azul, feta, camembert, brie, fresco, blanco y panela. Hay gran variedad de quesos que son pasteurizados, estos si puedes consumirlo pero debes verificar en la etiqueta del producto si realmente es así. Cuando compres cualquier producto lácteo siempre asegurate de que esté pasteurizado, jamás metas a tu cuerpo un lácteo no pasteurizado.

Ensaladas ya preparadas:

Estas ensaladas quizás son preparadas sin los mínimos cuidados y sanidad. Cuando contengan huevo, pollo, jamón, pescado o camarones, hay que evitarlas aún más, pues en la mayoría de los casos no son manipuladas de forma correcta y son un ambiente de bacterias dañinas para tu cuerpo.

1 Comentario

  1. Muy completo tu post, leyendo he comprendido que cometí muchos errores durante mi embarazo, gracias a Dios mis hijas nacieron bien y no tuve problemas, pero si es muy bueno para tenerlo encuenta para mi enseñársela a mi hermana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here