La carne y sus proteínas son unos de los pilares más importantes de la alimentación. Su papel es fundamental en muchas de las funciones y las actividades que hacemos en el día a día, por lo que está recomendado el consumo de 8 gramos de proteína diarios por cada 20 kg de peso. Estas proteínas están en abundancia en la carne de cerdo, de res y las aves, aunque ahora podemos disfrutar de otras alternativas, bien sea naturales o no, como pueden ser las barras de proteínas.

Muchas personas tienen una filosofía de vida determinada o una alimentación distinta, por lo que buscan alternativas en cuanto a alimentos para evitar la carne. Las legumbres tales como los frijoles, lentejas o guisantes tienen una gran cantidad de proteínas. En muchos de los casos tienen entre 20 y 25% de su peso en proteínas, aunque en casos como el maní y la soja, se pueden tener niveles de 38%. Se recomienda consumir ¼ de taza de legumbres cocidas, las cuales equivalen a una onza de proteína. Dentro de los frijoles podemos encontrar el negro, azul marino, blanco y colorados, los que tienen entre 3 y 5 gr de proteína por cada ¼ de taza.

Las arvejas y los frijoles son bajas en grasas y poseen altas cantidades de hierro y fibra. Además son fáciles de conseguir y su cocción es de poco tiempo, pudiendo utilizarse en diversos platos, combinados con arroz o fideos, siendo un buen sustituto para la carne en las comidas. Los frutos secos como las nueces, almendras, pistacho, pasas, albaricoque o dátiles, así como semillas de girasol o calabazas son una buena fuente de proteínas, además de contener numerosos nutrientes y vitamina E.

Una porción de una onza puede tener desde 3 a 7 gr de proteína. Las semillas son mejores en este caso, ya que aportan entre 5 y 8 gr de proteína por cada onza, y entre ellas tenemos por ejemplo las semillas de girasol. Además, los frutos secos y las semillas tienen grasas insaturadas muy saludables y aportan buenas cantidades de fibra, son fáciles de combinar con otros alimentos y encajan en numerosas preparaciones.

Los huevos son una importante fuente de proteína que debes considerar si quieres una alternativa a la carne, pueden aportar más de 6 gramos de proteína. Antes, se tenía la concepción de que su consumo podría causar problemas con el colesterol por lo que se debía limitar, aunque puedes utilizar la clara de huevo, ya que aporta unos 3.6 gr de proteína y elimina el colesterol encontrado en la yema. Este lo puedes ingerir en la mañana o como merienda, siendo una excelente opción que mantiene los nivele de proteína necesarios.

Los productos de soja son una excelente fuente de proteínas, especialmente en muchos de los platillos de comida vegetariana, resultando uno de los factores principales por lo que ha aumentado su popularidad. Además se ha podido comprobar su contenido proteico y se pueden encontrar en muchas preparaciones que se conocen con carne como lo son las hamburguesas, comidas asiáticas y guisados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here