Si al ritmo estresante de la vida actual, le sumamos la constante exposición a factores biológicos como la contaminación, bacterias, virus y hongos que ponen en peligro la resistencia que tiene nuestro sistema inmunológico, el resultado final llegará pronto afectando nuestra salud.

Según la Arthritis Foundation, el sistema inmunológico es la defensa natural que tiene el cuerpo ante cualquier tipo de infección, el cuerpo a través de este mecanismo, combate y destruye aquellos organismos infecciosos infectores antes de que nos hagan daño. Cuando este sistema está fallando, somos vulnerables a cualquier bacteria o enfermedad que ponga en riesgo la vida.

Si te sientes enfermo todo el tiempo y quieres evitar que el cuerpo sea víctima de una infección, sigue los siguientes hábitos para fortalecer tu sistema inmunológico. Según publicaciones del Huffington Post, se debe aumentar el consumo de zinc, siendo una parte importante de las funciones inmunitarias en el organismo. Aquellos alimentos ricos en zinc son el perejil fresco, los champiñones, la carne de res magra, las semillas de sésamo y los productos lácteos bajos en grasa. Cuando se presenta un bajo consumo de calorías, las prioridades del cuerpo pasan a ser las de sólo mantener el corazón latiendo, mientras que el sistema inmunológico funcionará con déficit. Al realizar un consumo de frutas y verduras limitados, aún se pueden aumentar los beneficios en la salud y en los sistemas involucrados.

Descansa, esta es una de las actividades más importantes, ya que si no duermes lo suficiente, el sistema inmunológico se deprime, por lo que tienes más posibilidades de resfriarse o tener infecciones respiratorias, además de otras enfermedades molestas. Se ha comprobado científicamente que un disturbio de sueño, por más pequeño que sea puede causar una disminución considerable en el número de células responsables de combatir infecciones.

Cuando el cuerpo se encuentra en alerta inmunológica constante, se pueden tener consecuencias negativas en todo el cuerpo.

Como muestra del beneficio de una buena alimentación, Susan Kleines (autora del libro The Power Food Nutrition Plan) hace mención del estomago inflamado, para lo cual sugiere el consumo del yogurt. Así mismo, algunos alimentos recomendados mayormente son las uvas rojas y los arandanos, frutas aportan muchos beneficios sin interferir en nuestro peso, pues fortalecen el sistema inmunológico, ya que están cargadas de un compuesto que funciona de la misma forma que la vitamina D.

Una actitud positiva fortalece nuestro sistema inmunológico, y esto se debe fundamentalmente a que al estar contestos, estamos permitiendo que todas las funciones del organismo respondan de mejor forma ante cualquier agresión extrema. Las relaciones sexuales, según un estudio publicado en la revista Psychologie Heute, afirma que tener relaciones de manera contínua favorece de forma considerable todos los mecanismos de defensa del cuerpo, el cuál puede responder de la mejor manera frente a las enfermedades comunes como la gripe y el resfrio.

Otras investigaciones aseguran que el sistema inmunológico depende hasta de un 75% en los factores que se relacionan directamente con el estilo y la calidad de vida. Por lo que mantener una buena actitud y hábitos saludables puede mantener siempre fuerte tu sistema inmunológico y de forma sencilla.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here