El cuerpo humano necesita una dieta balanceada para un óptimo funcionamiento, por lo que contar con un plan de alimentación saludable asegura que todas estas funciones se realicen, además le garantizan al cuerpo todos los nutrientes para crecer y fortalecerse, repararse y sanarse, tener una reproducción exitosa, evitar numerosos problemas relacionados con el peso y luchar contra las infecciones y enfermedades. Con una buena ingesta de alimentos saludables se puede reducir la posibilidad de padecer accidentes cardiovasculares, problemas coronarios, diabetes y osteoporosis.

Las manzanas son una de las mejores fuentes de antioxidantes que combaten los radicales libres que son aquellas sustancias que causan cambios indeseados y se involucran en el envejecimiento y otras enfermedades. Muchos estudios han concluido que es una fruta milagrosa, ya que los polifenoles que contienen aumentan la esperanza de vida, por lo que al ingerir una manzana diaria se reducen en 23% el colesterol malo, aumentando en 4% el colesterol bueno en un plazo de seis meses.

El brócoli es rico en calcio, potasio, fibra, acido fólico y fitonutrientes que reducen el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, diabetes y algunos tipos de cáncer. Asimismo, contiene altos niveles de vitamina C. El efecto anticancerígeno es gracias a la enzima mirosinasa. Las verduras de hoja verde reducen significativamente el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2. En este grupo destaca la espinaca, rica en antioxidantes la cual debe consumirse cruda, al vapor o hervida ligeramente. Son fuente de vitaminas A, B6, C, E y K, así como de niacina, selenio, fósforo, zinc, ácido fólico, cobre, calcio, potasio, betaína, hierro y manganeso.

Los arándanos son ricos en antioxidantes, fibra y fitonutrientes que ayudan a prevenir muchas enfermedades, al mismo tiempo ayudan al correcto funcionamiento del cuerpo. Para las personas mayores, si ingieren con regularidad esta fruta, estarán menos propensas a sufrir de deterioro cognitivo, además pueden ayudar a reducir la obesidad gracias a los polifenoles. Así mismo puede reducir el riesgo de hipertensión hasta en un 10% y pueden reducir en las mujeres los ataques al corazón en 33%.

Las almendras son ricas en nutrientes como el magnesio, la vitamina E, hierro, calcio, riboflavina y fibra. Se pueden ingerir en forma de merienda o a media mañana, ayudando a mantener los niveles saludables de colesterol, además son el fruto seco con mayor contenido de fibra. Tienen un efecto saciante, ayudando a disminuir el apetito y así no se aumenta de peso. Por si fuera poco, tienen efectos cardioprotectores, que promueven la salud del corazón.

Los pescados como el atún, el bonito, el boquerón, las sardinas, la trucha, el arenque, la caballa y demás variedades, son muy beneficiosas a la salud, ya que sus tejidos contienen ácidos grasos omega 3, los cuales tienen muchos beneficios para el corazón y el sistema nervioso. Además contienen vitamina A y D los cuales pueden tratar algunos tipo de cáncer y la artritis reumatoide.

Los boniatos o patatas dulces son ricas en betacaroteno, fibra dietética, vitamina C, vitamina B6 e hidratos de carbono completo, teniendo mejor valor nutricional en comparación con otros vegetales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here