Siempre existe un virus molestando por ahí, sin embargo en las épocas de nieve los virus están más expuestos que nunca, gripe, tos, influenza entre otros males pueden atacar nuestro cuerpo, por lo que es importante que las personas tengan un sistema inmune bastante fuerte. Debes evitar contagiarte para poder seguir con tu estilo de vida de una forma saludable y una de las mejores formas para lograrlo es a través de una dieta balanceada.

Según un estudio publicado por The Huffington Post, en el mercado existe una gran variedad de productos que poseen una importante cantidad de nutrientes que pueden ayudar a proteger nuestro cuerpo de enfermedades graves; a continuación te diremos qué alimentos debes incluir en tu dieta para reforzar el sistema inmune y cuidar tu cuerpo de enfermedades graves.

Caldo de pollo:

Este es un plato realmente delicioso además de saludable, que nos  recuerda al amor de mamá. Un buen tazón de sopa o caldo de pollo nos da una gran cantidad de vitaminas y proteínas, que ayudarán a evitar cualquier tipo de enfermedad, ya sea respiratoria, inmune, o cualquiera que ande en el ambiente. Evita la congestión nasal y así mismo otorga un poderoso efecto antiinflamatorio.

Ajo y cebolla:

Aunque todos los veamos como simple condimentos, la verdad es que tienen mucho poder sobre nuestro sistema inmune, ayudándonos a despejar nuestros senos nasales de mucosidades, además de complementar nuestros platillos.

Hongos o setas:

En nuestro cuerpo, estos alimentos ayudan a aumentar la producción de citoquinas, las cuales son células ideales para combatir infecciones pulmonares o respiratorias. Además contiene una gran cantidad de polisacáridos, los cuales ayudan a fortalecer y mejorar el sistema inmune.

Alimentos cítricos:

La toronja, el limón y la naranja tienen un gran poder para fortalecer nuestro sistema inmune. Poseen una gran cantidad de vitamina C en su composición, por lo cual ayudan a que puedas reducir significativamente el riesgo de padecer de alguna enfermedad de tipo viral. La papaya, el camote, la calabaza, las coles de bruselas y los pimientos rojos, también entran en este grupo de alimentos cítricos.

Yogur:

Una buena taza de yogur, bajo en grasa nos dará una buena dosis de vitaminas y nutrientes que harán que las gripes y resfriados se mantengan lo más lejos posible, esto gracias a sus propiedades y a la bacteria que contiene: Lactobacillus reuteri, la cual bloquea de forma automática, la reproducción de los virus que puedan llegar a afectar tu cuerpo.

Té o infusión:

Estas bebidas, siempre suelen ser una excelente alternativa en contra de las enfermedades, además de relajar tu cuerpo, disminuyen la congestión nasal e hidratan el cuerpo. Nada mejor para una gripe que un buen té de manzanilla, limón y miel. No sólo te ayudará a acabar con ese malestar sino que también es absolutamente delicioso.

Jengibre:

Elimina la tos casi de forma automática, de igual manera alivia la irritación de la garganta, es muy ligero, relaja todo tu cuerpo y es excelente digestivo. Puedes agregar jengibre a tu café, guisados, ensaladas, jugos y tés.

Miel:

La miel no sólo es deliciosa, también posee una gran cantidad de propiedades medicinales, como antioxidantes, antimicrobianas y además actúa para combatir los virus y bacterias favoreciendo tu sistema inmune.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here