Un alimento es Kosher básicamente porque una empresa ha certificado que este producto cumple con todos los controles de calidad que imponen las normas judías. Kosher es una palabra derivada del hebreo que significa puro. Si se traslada la palabra Kosher al ámbito de la alimentación y comida, se puede hacer referencia a los alimentos puros y aptos en cuanto a seguridad alimentaria y calidad, que pueden ser consumidos por judios.

Las leyes judías son las que establecen cómo deben ser todos los alimentos, cuáles son permitidos y cuáles no, al mismo tiempo que establecen cómo se deben tratar algunos alimentos, como se deben sacrificar, etc. Puedes encontrar desde animales y aves kosher, hasta productos lácteos y todos sus derivados, huevos, frutas, verduras, aceite, cereales, vino, condimentos, etc.

En cuanto a la carne, algunas de las características o normas establecidas para los alimentos kosher, también establecen cuáles alimentos se pueden consumir y cuales no, dejando la elección muy clara. La Torá indica que sólo se pueden consumir animales de ganadería y caza que tengan pezuñas y sean rumiantes. Estas dos características se deben encontrar al mismo tiempo, como por ejemplo los cerdos tienen pezuñas pero no rumia, por lo que quedan eliminados de la lista.

En el caso de que tengan las pezuñas y rumien, no otorga el placer de poder ser consumidos. Posteriormente deben ser sacrificados por un “Schochet”, un matarife ritual. Al animal no se le debe causar dolor, por lo que se debe primero dejar al mismo inconsciente de forma inmediata y luego se procede a matarlo. Después del sacrificio se deben eliminar la piel, venas y grasas.

Para extraer la sangre, se sumerge al animal en un baño de agua a temperatura ambiente durante al menos 30 minutos, luego la carne es salada por una hora. Los alimentos provenientes de estos animales como la leche y otros derivados lácteos como yogures, etc., se pueden consumir siempre que se hayan elaborado con aditivos o condimentos kosher.

También hay una prohibición que indica que no se pueden cocinar productos cárnicos con leche. Incluso si es kosher debe ser de forma separada. Son tal estas prohibiciones, que tampoco se pueden consumir a la vez sino de forma separada, por lo que hay que dejar un espacio de tiempo de algunas horas para hacerlo. Las únicas aves que se pueden ingerir son el pavo, ganso y pollo.

No se pueden comer aves de caza mayor o menor, sólo las que han sido domesticadas desde hace siglos. El proceso de sacrificio y limpieza de los animales es similar. Los huevos de las aves se pueden comer, siempre que no tengan rastros de sangre y esto se garantiza inspeccionando uno a uno los huevos.

El pescado permitido es el que tiene aletas y escamas, los demás no. Aquí se puede hacer referencia a moluscos, mariscos y demás. Las frutas, verduras, hortalizas y cereales se pueden comer sin excepcion ya que todo lo que proviene del suelo es kosher. Deben ser examinados con conciencia y limpiarlos bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here